Desempleo explosivo: un "penúltimo capítulo" que obliga a reaccionar

Desempleo explosivo: un "penúltimo capítulo" que obliga a reaccionar

Hasta junio se sumaban en Mendoza el 40 por ciento más de desocupados que los que había detectado el INDEC en marzo. El Gobierno dice que preveía este escenario y que por eso lanzó medidas. La sensación de que el tercer trimestre podría ser peor aún, lo empuja a pensar nuevas acciones.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

Al Gobierno provincial le mostraron este miércoles el penúltimo capítulo de una novela cuya continuidad desconoce. Pero lo que vio alcanza para asustarse: hasta junio, se contaba en Mendoza casi 40 por ciento más de desocupados que en marzo.

Los datos del desempleo actual se conocerán recién dentro de tres meses, aunque el panorama tal vez exija actuar antes. El problema para el Gobierno es qué hacer. En relación con el presupuesto 2021, el Poder Ejecutivo empezó a sugerir que podrían haber en la próxima ley impositiva medidas tributarias que alivien al sector privado.

Esa ha sido la receta desde el gobierno de Cornejo hasta aquí: reducción gradual de alícuotas en distintos rubros de la actividad económica. El resultado fue agridulce, porque Mendoza, a pesar de la auto restricción recaudatoria, no se podía despegar con medidas propias de la crisis económica general. O sea, de la "macro": la política económica se fija a nivel nacional y el margen de acción en las provincias en esta materia es menor.

La otra política provincial para fomentar el empleo ha sido la inversión en obra pública. Ya había un cronograma de obras para este año muy inferior al del año pasado y después llegó la pandemia, que la terminó anulando.

El Ministerio de Economía reconoció la gravedad de los datos sobre el desempleo que dio el INDEC este miércoles. Se presume que el gobernador Rodolfo Suarez reaccionará con nuevos anuncios. Pero el Gobierno habló también ayer de las medidas que tomó antes de que las cifras corroboraran sus pronósticos.

El programa de aliento a las inversiones "Mendoza Activa", un plan de "entrenamiento laboral" que dará subsidios transitorios a unas 10.000 personas con el secundario completo y tres leyes de fomento de las industrias tecnológicas fueron las acciones que lanzó el Gobierno hasta acá para combatir el desempleo.

Mientras tanto, el Poder Ejecutivo sigue mirando con preocupación la famosa "macro". Trata de calcular el impacto de los problemas con el dólar. El tercer trimestre del año se está completando y es casi imposible que traiga buenas noticias. 

No hay muchas razones para ser optimistas. Tal vez la única sea que el trimestre julio-setiembre no abarcará un periodo de "cuarentena dura" en Mendoza, como sí lo tuvo el trimestre anterior. El gobernador eligió en los últimos meses no cerrar la economía, a pesar del aumento de contagios de coronavirus.

No obstante, hace poco, en la Casa de Gobierno daban por descontado que el desempleo aumentará más todavía, por el desgaste y cierre de empresas. Ayer, con los números de la desocupación del pasado reciente en la mano, los funcionarios prefirieron no deslizar ningún nuevo pronóstico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?