Los despidos y suspensiones seguirán suspendidos hasta noviembre

Los despidos y suspensiones seguirán suspendidos hasta noviembre

El gobierno nacional prorrogará la prohibición de ejecutar despidos y suspensiones de personal en las empresas hasta el 30 de noviembre, en el marco de la emergencia derivada de la pandemia de coronavirus, pese a que desde su vigencia se han perdido 300.000 puestos de trabajo.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El gobierno nacional prorrogará la prohibición de ejecutar despidos y suspensiones de personal en las empresas hasta el 30 de noviembre, en el marco de la emergencia derivada de la pandemia de coronavirus, que ha provocado una profunda crisis económica que también repercute en el empleo.

La medida será efectivizada mediante un nuevo decreto que será publicado mañana en el Boletín Oficial, según confirmaron fuentes gubernamentales al portal Infobae. Por lo tanto, se tratará de la tercera prórroga tras su sanción por primera vez el 1 de abril, también por 60 días, a la que luego se sumaron otras dos extensiones, siempre por el mismo plazo, a fines de mayo y de julio.

En cuanto al contenido del decreto, desde el gobierno nacional admitieron que serán exactamente las mismas condiciones en que vienen rigiendo hasta ahora. Así, las empresas seguirán sin poder echar a sus trabajadores sin justa causa, por los motivos de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo.

Aunque esta decisión busca sostener los puestos de trabajo existentes en medio de la crisis económica causada por la cuarentena, la destrucción del empleo no ha cesado en la Argentina. De acuerdo con el Sistema Integral Previsional Argentino (SIPA), en julio se perdieron 251.476 empleos registrados frente a marzo, con una caída de 263.400 del sector privado que no logró ser compensada con el incremento de 11.924 trabajadores registrados en el ámbito público. 

Estos datos fueron corroborados hoy por el Indec, que anunció una tasa de desocupación del 13,1% para el segundo trimestre de este año. Por su parte, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo reveló que entre marzo y julio se produjeron 309.000 desvinculaciones, de las cuales 161.451 fueron por decisión de la empresa (31.700, despidos con o sin causa), mientras que las suspensiones alcanzaron las 568.000.

Dicho escenario podría explicarse por el artículo 4° del decreto 624/2020, donde se menciona que "los despidos y suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto en el presente decreto no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”, aunque en principio “no será aplicable a las contrataciones celebradas con posterioridad a su entrada en vigencia”.

“Esta crisis excepcional exige prorrogar la oportuna adopción de medidas de idéntica índole asegurando a los trabajadores y a las trabajadoras que esta emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo. Resulta indispensable continuar garantizando la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en aras de preservar la paz social y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un Diálogo Social en todos los niveles y no con medidas unilaterales de distracto laboral, que no serán más que una forma de agravar los problemas que el aislamiento social, preventivo y obligatorio, procura remediar”, aclaró el Ejecutivo nacional en sus consideraciones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?