Alberto Fernández: "Abrir las clases presenciales es un peligro"

Alberto Fernández: "Abrir las clases presenciales es un peligro"

En medio del debate por la reapertura de las escuelas, el presidente aseguró que "es un peligro" implementar clases presenciales en la Argentina porque el coronavirus "no está superado", por lo que pidió un esfuerzo "adicional" para continuar con la escolaridad virtual.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

En medio del debate por la reapertura de las escuelas, el presidente Alberto Fernández tomó una postura restrictiva al señalar hoy que "es un peligro" implementar clases presenciales en la Argentina porque el coronavirus "no está superado", por lo que pidió un esfuerzo "adicional" para continuar con la escolaridad virtual.

"Tenemos que hacer el esfuerzo para que los chicos sigan llevando por este año el estudio con clases virtuales, pedirle un favor adicional a los padres y esperar un poco más, porque abrir las clases presenciales es un peligro; está visto en todos los lugares donde ocurrió", reflexionó Fernández en una conferencia de prensa que ofreció a medios locales en Entre Ríos.

Para el mandatario, en lo que pareció ser una respuesta directa a las pretensiones de la Ciudad de Buenos Aires que busca reanudar el dictado de clases para algunos estudiantes sin conectividad, "es muy difícil empezar las clases en estas condiciones; la única ventaja que tenemos es que podemos ver la experiencia de otros y los que abrieron las clases complicaron la situación rápidamente y eso tiene que ver con que el virus sigue circulando".

"El problema no es que se contagien los chicos porque ellos claramente, en su inmensa mayoría, se reponen; el problema es que llevan la enfermedad a la casa y si llega a haber un adulto mayor, ahí la cosa es mucho más compleja. No hay zoncera más grande que ver la experiencia del otro y querer repetirla, cuando esa experiencia es mala", graficó.

El regreso de las clases presenciales es uno de los temas más debatidos en las últimas semanas ante el reclamo del gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta para permitir esta actividad en forma limitada y enfocada a los 6.500 chicos que están "desconectados" del sistema educativo por falta de conectividad propia. Incluso había trascendido un supuesto acuerdo preliminar con el Ministerio de Educación de la Nación en ese sentido, pero fue descartado por el gobierno nacional.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?