El plan kirchnerista para imponer la ampliación de la Corte

El plan kirchnerista para imponer la ampliación de la Corte

Según el periodista Román Lejtman, está en marcha una maniobra para aprobar en el Congreso el aumento de miembros de 5 a 9. De esa manera, el alto tribunal quedaría paralizado, porque necesitaría 5 votos para conseguir la mayoría en sus fallos. Ese abriría una negociación para nombrar 4 jueces.

MDZ Política

MDZ Política

El viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, y el senador nacional Oscar Parrilli, están armando un proyecto de ley para ampliar la Corte Suprema y lograr una mayoría automática acorde con las necesidades judiciales de la vicepresidente Cristina Kirchner.

La teoría es del periodista Roman Lejtman, quien ha publicado en Infobae un artículo que detalla la supuesta maniobra.

La presentación de la iniciativa de ampliación de 5 a 9 miembros se escondería detrás de la discusión parlamentaria de la reforma judicial y del informe final que presentará la Comisión de Expertos a Alberto Fernández. Y sería una jugada política ajena a la reforma que pretenden Fernández y su ministra de Justicia, Marcela Losardo.

Un proyecto de ley para ampliar la Corte Suprema se logra con mayoría simple de ambas cámaras parlamentarias. Y el peronismo tiene mayoría en el Senado y la posibilidad de lograr ese número en Diputados. 

“La modificación de la cantidad de miembros de la Corte es una potestad del Congreso de la Nación. El quorum para una ley de ese tipo es el ordinario (mitad más uno de los presentes, mientras estén presentes la mitad más uno de los totales). El Congreso ha ejercido esta potestad en 1862, 1960, 1966, 1990 y 2006. Advierto en este punto concreto de la proclamada reforma, el único que el Gobierno tiene en mente para beneficiar a la multiprocesada vicepresidenta”, explicó a Infobae Félix V. Lonigro, profesor de derecho constitucional.

Según Lejtman, cuando se promulgue la ley de ampliación, habrá una negociación política con la oposición para designar a los futuros miembros del alto tribunal. 

La Corte estará presionada porque necesitará cinco votos para emitir sus sentencias por mayoría, un número difícil de alcanzar porque sus integrantes tienen miradas diferentes. Y la oposición se verá obligada a negociar con el oficialismo por la "incertidumbre institucional".

Para frustrar este plan, debería ser la propia Corte la que cuestione los intereses de la reforma judicial y el Congreso exigir que la ampliación de la Corte opere recién cuando asuman los nuevos miembros.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?