El permiso "condicionado" que la Nación le dio a Mendoza para seguir en distanciamiento social

El permiso "condicionado" que la Nación le dio a Mendoza para seguir en distanciamiento social

El Gobierno nacional mantuvo a Mendoza dentro del distanciamiento social, pero condicionado a la información epidemiológica. Los datos de la polémica.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

En el Gobierno de la provincia respiraban aliviados anoche, cuando se conoció el Decreto de Necesidad y Urgencia que prorrogó por dos semanas las condiciones para enfrentar la pandemia. Es que Alberto Fernández mantuvo a Mendoza dentro del "distanciamiento social", una categoría que le otorga al Gobernador la potestad de habilitar o restringir actividades. 

El permiso de Gobierno nacional se hace de manera condicionada y a pesar de que Mendoza no cumple los requisitos establecidos para mantenerse en el distanciamiento: hay circulación comunitaria y la duplicación de casos ocurre en menos días de lo previsto. Pero la capacidad de respuesta del sistema de salud es la clave y aseguran que en Mendoza hay un margen amplio aún. El Decreto de Fernández aclara que el permiso es "condicional" y por expreso pedido del gobernador Rodolfo Suarez. 

Por eso Mendoza se mantiene en Distanciamiento "en atención a la evaluación positiva de la situación realizada por el Gobernador de la Provincia", dado el "compromiso asumido" por el Gobernador para alertar a la Nación . "Debiéndose redoblar los esfuerzos en estas jurisdicciones para evitar la expansión de los contagios y las consecuencias que la propagación de la enfermedad conlleva", dice el Decreto. La misma norma, que vence en dos semanas, deja abierta la posibilidad a que en cualquier momento se revierta la decisión de mantener a los distritos en el Distanciamiento Social. 

En la norma se mencionan algunos datos epidemiológicos que en realidad están algo desactualizados. Se menciona, por ejemplo, que el tiempo de duplicación de los casos es de 10,1 días. Pero en realidad, según reconoció Andrea Falaschi en MDZ Radio, es de 8 días. La ocupación de camas que se cita en el Decreto es del 52%. Pero en realidad ya está en el 60%. 

El compromiso que pide la Nación es que haya información fluida de parte del Gobierno de Mendoza. Justamente el tema que el viernes generó controversia por la exposición del presidente, donde usó a Mendoza como "mal ejemplo" de cómo los contagios crecieron en el marco del distanciamiento social. En la Provincia se alteraron sobre todo por la comparación: explicaron que en Buenos Aires la curva era más pronunciada a pesar de que ellos tenían todo cerrado.

Dónde se producen los contagios

El Gobierno de la provincia debe anunciar hoy cómo sigue el distanciamiento en Mendoza. No habrá más reuniones familiares, restringirán la actividad en los bares y también en otros ámbitos donde puedan reunirse "jóvenes que son difíciles de controlar".

En paralelo al debate general hay un problema que excede esas medidas y que tiene mucho más que ver con impericias en la aplicación de los protocolos. Se trata de los contagios producidos en ámbitos institucionales y en sitios habitados por personas vulnerables como geriátricos, hogares para personas con discapacidad. Falaschi explicó que en esos sitios los contagios ocurrieron por descuidos en el cumplimiento de los protocolos de parte del personal que ingresa. 

Justamente la principal corrección que desde Mendoza le hicieron a la presentación de Alberto Fernández es que en la provincia existe transmisión en "clúster institucionales" y no tanto en la calle. Es decir, no relacionados con el distanciamiento y la apertura de actividades, sino por contagios internos. 

Para menguar la tensión, hubo contactos entre el Ministerio de Salud de la provincia y su par nacional. Entre otras cosas aseguran que hay un retardo en la transmisión de la información por el aumento de casos. Incluso semanas atrás también hubo un problema en el sistema SISA, por el cual todos los casos son registrados.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?