La nueva fase del distanciamiento: comercios abiertos, bares cerrados y algunos deportes permitidos

La nueva fase del distanciamiento: comercios abiertos, bares cerrados y algunos deportes permitidos

Mendoza sumará restricciones, pero no saldría del distanciamiento. Suarez decidió dar marcha atrás para no cerrar todo como quería Alberto y por la crisis del sistema sanitario. Sigue la tensión política con la Nación, más luego de la mención exclusiva a dos provincias opositoras.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Mendoza cambiará de estrategia para enfrentar la pandemia de coronavirus, pero no saldrá del distanciamiento social. Al menos eso acordaron la Nación y la Provincia, dos Gobiernos en creciente  tensión. Habrá restricciones, pero no se prohibirán actividades económicas y, en lo político, la administración seguirá bajo la órbita del gobernador Rodolfo Suarez. Para que eso ocurra hubo negociaciones entre la Provincia y la Nación para no "cerrar todo" y tampoco "dejar todo abierto" como querían unos y otros. 

Desde el próximo lunes cerrarán clubes, locales gastronómicos y espacios de recreación. Pero se mantendrán abiertos los comercios y todas las actividades económicas. Lo mismo con los deportes individuales que no se practican en instituciones. Es decir, se podrá salir a caminar, a trotar y a andar en bicicleta, como ocurría antes. 

Incluso el presidente Alberto Fernández abrió una puerta para que las restricciones sean más laxas. El permiso para que haya reuniones de hasta 10 personas al aire libre podría generar que se mantengan algunas actividades gastronómicas "a cielo abierto", es decir con las mesas afuera. Es lo que va a ocurrir en la Ciudad de Buenos Aires. 

La letra chica de las nuevas disposiciones se conocerán recién el lunes. En Mendoza esperarán el DNU de Alberto Fernández.  Durante el fin de semana analizarán cómo implementar "una marcha atrás difícil". Es que el propio Suarez entiende que es difícil sumar restricciones cuando ya hay una dinámica social que funciona. Todo, si no ocurre alguna sorpresa como que saquen a Mendoza del distanciamiento sin previo aviso. Las disposiciones "marco" que la Nación bajará a las provincias tendrán tres semanas de vigencia. 

Por qué

El cambio de estrategia tiene que ver con dos planos. El principal es la tensión con el Gobierno nacional que se resolvió con negociaciones antes que "se tomen decisiones drásticas" como que se disponga desde la Nación el "cierre total". La discusión tiene una connotación política fuerte.

En el mensaje grabado por el Presidente, solo mencionó a Mendoza y Jujuy como casos preocupantes. Justo dos distritos gobernados por la oposición. Suarez cree que no es casualidad; mucho más después de la reunión del jueves pasado. 

La crisis sanitaria

Pero además la situación sanitaria entró en una etapa crítica. Las camas de terapia intensiva del Gran Mendoza están a un 90% de ocupación en el Gran  Mendoza y la mayoría de los hospitales tienen la capacidad al borde. Por eso, por ejemplo, hubo diálogo con los efectores privados para analizar cuánto más se puede optimizar el sistema para que haya más "camas Covid". En el mismo sentido, evalúan los sitios alternativos de internación.

Allí hay algunas novedades: el Gobierno había preparado el Polo Judicial como uno de los "hospitales" de campaña. Pero no podrán usarlo, a pesar de la logística invertida. En el hospital Del Carmen adaptarán un quirófano que está ocioso como sitio de internación y también evaluaban montar una carpa.

 

El sistema de salud tiene presión por los casos de Covid-19, pero también por otras demandas propias de que hay circulación "casi" normal de personas en Mendoza. Ya se habían restringido las operaciones programadas y otros servicios. Pero las urgencias no bajan. Incluso hubo directores de hospitales que informaron que para ampliar la disponibilidad de "camas Covid" debían achicar otros servicios como pediatría y hasta unidad coronaria. 

El aumento de casos entre una semana y otra fue notorio. La semana anterior se habían diagnosticado 1200 personas. Y en los últimos 7 días fueron 1927. La presión sobre el sistema de salud tuvo que ver más con el volumen de casos que con focos puntuales. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?