Afirman que el peronismo dejó 26 mil nuevos empleados en sus últimas gestiones

Afirman que el peronismo dejó 26 mil nuevos empleados en sus últimas gestiones

Bajar el gasto político y público está en la lista de los diferentes gobernantes de la provincia, sin embargo, mientras pasan las gestiones no disminuye. ¿Dónde está el desajuste?

Nimsi Franciscangeli

Nimsi Franciscangeli

Los diferentes gobernadores que han estado al frente de la provincia hablan de "austeridad", "bajar el gasto público", "achicar el Estado", frases icónicas de algunos mandatarios. Algunos funcionarios se animan a mostrar el derroche realizado por la oposición u oficialismo, según como se paren al momento de denunciar. 

En esta oportunidad, el presidente de la Cámara de Diputados, el radical Andrés "Peti" Lombardi, expresó que “el peronismo dejó una cara herencia en empleo público que equivale a un presupuesto entero en Infraestructura”.  La pauta de gastos que se tenía previsto para el Ministerio de Infraestructura para este año era de 16.500 millones.

Según relata en una nota de opinión, el legislador expone que en los últimos ocho años de mandato justicialista se incorporaron 26 mil nuevos empleados públicos. 

En una estimación, estos 26 mil empleados públicos, le representan a las arcas del Estado alrededor de 17 mil millones de pesos al año, entre salarios, aportes y aguinaldos. Para Lombardi, lo que se paga en esos sueldos, supera lo previsto en el Presupuesto 2020 para inversión pública. 

“Mucho se habla por estos días de las cuentas de la provincia. Un tema que obsesiona al peronismo poniendo en la mira primero, al ex gobernador Alfredo Cornejo, y ahora, al gobernador Rodolfo Suarez. Sin embargo, han borrado de su verborragia a los ex mandatarios de su partido, Celso Jaque y Francisco Pérez, dos de los grandes responsables de la pesada carga que hoy tiene el Estado mendocino”, indicó Lombardi en su comunicado. 

El presidente de la Cámara de Diputados, el radical Andrés "Peti" Lombardi.

Según los datos obtenidos del Colegio de Ingenieros, construir una vivienda económica de 60 metros cuadrados en Mendoza, rondaría los 3 millones de pesos y Lombardi compara que “con lo que se paga hoy en concepto de esos sueldos, se podrían haber construido más de 5.600 viviendas sólo este año” y acotó: “Lo más grave es que esos empleados de más, no implican un gasto que se hace sólo una vez, sino que condicionan el accionar del Estado por años”.

En la época del 2015, el titular de la Cámara Baja, explica que el impacto del gasto de personal en los recursos corrientes era del 64%. Para sostenerlo, quedaban dos caminos: "aumentar impuestos o tomar deuda" expuso el legislador; y agrega: "Así fue que durante esos gloriosos años peronistas la carga impositiva sobre el que produce, el que realmente genera riquezas y fuentes de trabajo, se incrementó. Y como una receta repetida muchas veces, el sector privado, con impuestos asfixiantes, terminaba solventando un Estado gigante".

La nota concluye con un elogio hacia la gestión de Alfredo Cornejo, donde se destaca que la planta de personal se redujo en casi 9000 agentes, los ingresos fueron por concurso y sólo para cubrir los servicios esenciales de salud, seguridad y educación. Lombardi aseguró: "Se disminuyó la planta de funcionarios políticos y se bajó la carga impositiva sobre el sector privado. Al término de su gestión (por Cornejo), el peso de los sueldos disminuyó al 53%”.
 
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?