Alberto Fernández: "La Corte está funcionando mal"

Alberto Fernández: "La Corte está funcionando mal"

“Toda mi vida he dicho que el problema no está en el número de integrantes", aseguró el Presidente en una entrevista radial, e indicó que "puede funcionar con cinco miembros". Además negó que los cambios hayan sido impulsados por Cristina y aseguró: "No estoy haciendo una repartija de jueces"

MDZ Política

MDZ Política

“Toda mi vida he dicho que el problema no está en el número de integrantes de la Corte. La Corte puede funcionar con cinco miembros, lo que sí digo es que la Corte está funcionando mal”, aseguró Alberto Fernández hoy en diálogo con radio Con Vos.

Fernández anunció el proyecto de reforma judicial ayer. Sobre las repercusiones negativas, afirmó: “Se han dicho un montón de cosas, pero la verdad que hasta acá lo único que hicimos fue enviar un proyecto de ley, no firmamos un decreto de necesidad y urgencia. Creamos una comisión para que analice otros problemas de la Justicia, que son problemas muy técnicos. Esa comisión va a tener más de noventa días para expedirse. Todo lo que yo vaya a hacer va a ir al Congreso”.

Sostuvo además que quiere nombrar “jueces dignos” y aseguró: “No estoy haciendo una repartija de jueces".

En otro tramo, señaló: “¿Alguien me puede decir a mí que la Justicia Federal ha actuado bien durante los últimos veinte años? El que me dice que sí es un gran cínico”.

“Cuando usted habla con abogados y jueces, se encuentra con un montón de falencias que son enormes. Por ejemplo, el recurso extraordinario está regido por la ley 48 y vamos por la ley 30 mil. ¿Se da cuenta cuántos años tiene ese recurso?”, preguntó más adelante.

“La Corte, además, interviene con una arbitrariedad absoluta. Más del 80% de las sentencias que dicta son rechazos que se ponen con una plancha que dice que por no ser una sentencia definitiva no lo tratan. Y para poner esa plancha el trámite demora entre un año y medio y dos. ¿Eso funciona bien? Esas cosas son las que tenemos que ver”, insistió.

Puso por otro lado como argumento de la necesidad de generar cambios un caso del norte del país. "Hace unos meses atrás conocimos un caso de Misiones. Una mujer que había condenada a nueve u once años de prisión y que ya llevaba siete años presa. La Corte, en ese momento, dijo que el juicio estaba plagado de nulidades y lo dijo porque recién ahí había una sentencia definitiva previa. Uno se pregunta: ¿Qué hacemos con los años que esta mujer estuvo presa por el formalismo de la sentencia definitiva previa?".

El presidente, también mandó un mensaje a la oposición. “Yo ayer recordaba cómo en los últimos cuatro años se derogaron leyes, como las normas de conductas de los jueces que este código tiene y que les exige imparcialidad. Esas normas estaban en una ley que un decreto de necesidad y urgencia dejó sin efecto. El funcionamiento del sistema acusatorio que el código procesal penal federal establece es una ley que un decreto de necesidad y urgencia dejó sin efecto. ¿Y esos son los que hablan y me quieren explicar la República a mí? Como dice Beatriz Sarlo, a mí no, eh”.

Asimismo, el mandatario respondió a quienes califican de inoportuno el proyecto. “La Argentina tiene un montón de temas postergados, pero tiene que seguir organizándose más allá de la pandemia, porque si no debería esperar que pase todo mientras tengo todo paralizado. Es un tema prioritario pero vamos a tratar de ir avanzando en otras cuestiones. En verdad, los que más se inquietan con los cambios son los que quieren que siga todo igual para garantizar su propia impunidad. Esto es lo que más me indigna”.

En relación a los que dicen que Cristina Kirchner ha sido la motivadora de la propuesta, señaló: “ Como soy profesor de derecho penal en la Universidad de Buenos Aires, muchos me llamaban para consultarme ¿Cómo alguien puede pensar que esto es algo impuesto por Cristina? Yo estoy indignado con lo que ha pasado en la argentina judicial de los últimos años”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?