La insólita "guerra" contra el turismo en el Sur

La insólita "guerra" contra el turismo en el Sur

En Malargüe el turismo interno está permitido, pero hay sectores que se oponen. Por eso hay una campaña de hostigamiento a un sector económico que busca renacer.

MDZ Política

MDZ Política

Agresiones en las redes sociales, amenazas con escraches y hasta "bocinazos" en la puerta de los hoteles para "espantar" a los turistas. En el Sur de la provincia, particularmente en Malargüe, se vive una situación insólita: intentan desmotivar el turismo, una de las principales actividades económicas de la localidad y que está habilitada solo para mendocinos. 

Algunas de esas manifestaciones se vivieron durante el fin de semana largo. Incluso los pasajeros de los hoteles vivieron situaciones delicadas, como tener que "salir escondidos" para evitar ser escrachados.

El tema llegó al plano político, pues dirigentes del PJ, opositores a intendente, militan por el cierre del turismo interno. El argumento es "evitar contagios de coronavirus". Así, apuntan a la estigmatización de la actividad.  "Los locales abrían con mucho miedo. Tenían miedo porque un grupo de personas se habían manifestado que estaban en contra de que abrieran", comentó una turista mendocina que estuvo en Malargüe y que vivió esa situación en un hotel y en un restaurante.

El tema toma otro matiz en Malargüe porque incluso hay investigaciones judiciales porque hubo amenazas de daños a los hoteles que abran y escraches a los propios turistas. Incluso hubo hostigamiento de parte de dirigentes políticos a periodistas que cubrieron la marcha "anti turistas". Es lo que ocurrió con el sitio "Malargüe a Diario", que cubrió el hecho y luego el director del medio fue hostigado por un dirigente del PJ. 

 

Los alojamientos están habilitados, pero con una capacidad reducida al 50%. Durante el fin de semana largo los hoteles y cabañas estuvieron casi al tope de esa capacidad. 

El Sur vive una situación distinta al Gran Mendoza. Casi no hay casos de coronavirus y el "temor a los contagios" desde el resto de Mendoza se generó desde la propia política. En San Rafael, por ejemplo, el intendente Emir Félix fue al hueso con esa medida y nunca habilitó el turismo. Incluso sugirió que si pudiera, evitaría la salida y el ingreso de cualquier persona.  

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?