Mendoza tiene dos coronavirus

Mendoza tiene dos coronavirus

El golpe político que generó la Nación es una nueva "pandemia" para Mendoza. La decisión de complicar Portezuelo del Viento y la sequía de recursos no son casuales.

MDZ Política

MDZ Política

Ayer la provincia confirmó que tiene otro virus que se instaló dentro de sus límites y que vino para agravar de manera preocupante la situación general causada por el Covid-19.

La alarma de la posibilidad de otra grave infección la encendió el presidente Alberto Fernández, cuando en su viaje tiempo atrás a La Pampa declaró, con errores de conocimiento increíbles, que no iba a "financiar una obra cuestionada por cuatro provincias”. Se refería a Portezuelo del Viento. Luego ahondó y dijo que no quería que la obra se hiciera sin el acuerdo y conformidad de las provincias integrantes del Coirco e, incluso, propuso una especie de cogestión, a pesar de que se trata de un proyecto netamente mendocino y que es obligación de la Nación pagar para su realización.

La decisión en realidad ya estaba tomada y fue acompañada al principio por el silencio estentóreo del peronismo mendocino y por la insustancial declaración de la senadora cristinista Anabel Fernández Sagasti y el estupor del gobierno mendocino y gran parte de los comprovincianos.

Se percibió claramente el peligro que se avecinaba. Ayer se concretó el primer paso de castigo a la principal provincia que es conducida por un gobernador no afín al gobierno Nacional. El golpe también apunta en forma indirecta a su ex gobernador Alfredo Cornejo. También incluye un giro de campana incomprensible de las provincias de Buenos Aires, Río Negro y Neuquén.

Las provincias que se oponen a la realización de la obra, como en su momento se había resuelto luego de un larguísimo proceso, requieren ahora un nuevo estudio de impacto ambiental regional (que ya se hizo) y la realización de una audiencia pública nacional.  El verborrágico gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, festejó como un triunfo lo resuelto ayer.

La senadora Sagasti por Twitter señaló textual: ”La necedad no puede retrasar el progreso“. ¿La necedad de quién? Sería bueno que lo explicitara, pues es el propio Gobierno nacional del que ella forma parte el que inició el camino para perjudicar a Mendoza.

Y agregó que “seguirá junto a todos los mendocinos acompañando al gobernador en esta lucha siempre”. En el futuro inmediato veremos el temple luchador de Anabel en referencia a este caso.

La provincia espera por el arbitraje del Presidente a la decisión no unánime del Coirco y a la remesa de los fondos que corresponden por el mes de julio. El pronóstico no aparece como favorable.

Al nuevo virus lo completó la menguada ayuda financiera a recibir por Mendoza. De los 5.200.000.000 millones solicitados sólo llegarán 1.900.000.000 millones. Agua muy escasa para el desierto de fondos provinciales.

Como de costumbre, la provincia al fondo del tacho. Se juntaron las dos plagas. El Covid-19, más la plaga generada por la estrategia política que se ejecuta con las “trabas a Portezuelo y sequía económica y financiera”. Todo en un contexto de default y crisis aguda.

Dos “coronavirus” simultáneos son mucho. Son tiempos muy complicados y difíciles. Es tarea para todos los mendocinos;  pueblo y gobierno, afrontar el doble virus con inteligencia, entereza,coraje, convicción y fortaleza de ánimo y espíritu.

No hay posibilidad de claudicar. El presente nos apremia y la historia, tempranamente nos va a juzgar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?