Ayuda nacional: sólo una provincia recibió menos plata que Mendoza

Ayuda nacional: sólo una provincia recibió menos plata que Mendoza

La Provincia obtuvo ayer un crédito de 1.900 millones de pesos. Esto la deja en el penúltimo lugar del ranking, detrás de Misiones. Según la distribución per cápita, a Santa Cruz, Neuquén y Chubut, la Nación les entregó entre 8 y 9 veces más dinero que a Mendoza.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

Dos golpes de nocaut recibió Rodolfo Suarez ayer en la Casa Rosada. El primero alcanzó para dejarlo tambalendo en el ring: le dieron un crédito por mucho menos dinero del que necesitaba para tapar los agujeros que generó la pandemia en la economía local.

El préstamo de 1.900 millones de pesos que recibió la Provincia estaría lejos de ser una solución para las urgencias, entre ellas, el pago de los aguinaldos de los empleados estatales. El Ministerio de Hacienda asegura que necesita alrededor de 5.000 millones para liquidar esa obligación antes de setiembre. 

Suarez se había ilusionado con conseguir bastante más de lo que le dieron. Él mismo se encargó de encender la esperanza del adelantamiento del aguinaldo. Sabía que dependía exclusivamente de la Casa Rosada para ello y mantenía cierta ilusión.

Pero el crédito que al final recibió Mendoza fue incluso inferior a lo que el peronismo con llegada a la Casa Rosada creía que le iban a dar al gobernador Suarez.

Ese sector del PJ festeja cada vez que puede convertirse en un facilitador de soluciones para el gobernador radical y suponía que iban a tocarle a Suarez alrededor de 3.500 millones de pesos. Mientras más ayuda nacional recibe Suarez, más razones tiene para sostener que Alfredo Cornejo dejó a la provincia quebrada.

Pero fue una ingrata sorpresa la suma final que, en la tarde del viernes, le presentaron a Suarez el ministro del Interior, Wado de Pedro; y el de Economía, Martín Guzmán.

El crédito es producto de un programa de asistencia a las provincias de 60.000 millones de pesos en total que la Nación había lanzado en abril.

Como la refinanciación de deudas del Banco Nación, la plata se hizo esperar demasiado. Fue anunciada como una medida de emergencia para ayudar a los gobernadores a cubrir los gastos del coronavirus, pero Mendoza se acreditará los fondos a casi 100 días del inicio de la cuarentena.

Suarez es un gobernador con necesidades y por ello no dejó traslucir su descontento con el "convenio", que tiene sus beneficios: la tasa es muy baja y el crédito se paga en 36 cuotas a partir de enero de 2021.

Pero el Ministerio de Hacienda no evitó protestar, por más de una razón.

Primero, porque el pedido a la Nación era de 5.200 millones de pesos, basado en el desequilibrio financiero que provocó la pandemia. Según los cálculos oficiales, entre marzo y mayo, la recaudación provincial cayó el doble de ese monto.

La Nación por su lado había avisado que,a la hora de pagar, iba a contemplar el índice de población con Necesidades Básicas Insatisfechas y de cuentapropistas (Indec) y el número de personas contagiadas de coronavirus cada 100 mil habitantes.

La cuenta al final no favoreció a Mendoza. que terminó quedando, una vez más, en los últimos puestos del reparto nacional. De las 10 provincias que recibieron créditos nacionales hasta ahora, sólo Misiones recibió menos dinero: 1.200 millones de pesos.

El Gobierno provincial además generó una tabla que mide la distribución per cápita de los préstamos concedidos.

 

Mendoza suele asimilarse a las provincias grandes, como Córdoba y Santa Fe. Pues bien, a ambas les tocará más plata en préstamos nacionales: 1.276 pesos y 1.301 pesos, respectivamente.

El odioso juego de las comparaciones indica también que la Casa Rosada destinó a los habitantes de Chaco y Entre Ríos más del doble que a Mendoza, a los de Tucumán más del triple, y a los de Santa Cruz, Chubut y Neuquén, 8 o 9 veces más dinero.

Además de los créditos, las provincias reciben ATN. A Mendoza le tocaron hasta ahora 1.255 millones de pesos y el Gobierno provincial cree que el monto debería duplicarse. Pero esta plata tiene un circuito lento. 

En consecuencia, Suarez no tuvo razones para festejar en la reunión de ayer con De Pedro y Guzmán. Y todavía le faltaba discutir Portezuelo del Viento.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?