Recalculando: Mendoza extendió la negociación con bonistas

Recalculando: Mendoza extendió la negociación con bonistas

El ministerio de Hacienda y Finanzas, Lisandro Nieri, decidió extender el plazo hasta el 6 de julio para continuar con las negociaciones para reestructurar vencimientos e intereses de una deuda de 500 millones de dólares que se tomó en el año 2016.

MDZ Política

MDZ Política

Una vez más, el gobierno provincial volvió a prorrogar el vencimiento del plazo de negociación con los bonistas para reestructurar vencimientos e intereses de una deuda de 500 millones de dólares que se tomó en el año 2016.  En concreto, el Ministerio de Hacienda y Finanzas informó que ha decido extender 10 días el plazo para que los tenedores de bonos acepten o no la oferta de la Provincia.

El plazo vencía el 16 de junio y se prorrogó hasta el 26 de junio. Ante la ausencia de acuerdo, el ministro de Hacienda Lisandro Nieri prorrogó por otros 10 días la negociación que continuará hasta el 6 de julio.

Según un comunicado oficial "el Gobierno de Mendoza tiene como objetivo reperfilar la curva de vencimientos y seguir en el camino de la sostenibilidad de la deuda. El principal desafío es que los acreedores entiendan que el problema de Mendoza no es la pandemia sino un contexto nacional complejo en el que no se avizora crecimiento económico por tiempo indeterminado".

"Es decir que el inconveniente no es de corto plazo sino estructural y que la Provincia está dispuesta a pagar pero no podrá hacerlo en las condiciones que se acordaron en 2016", adhiere el texto.

En este sentido, afirmaron que Mendoza ha mostrado voluntad de seguir negociando con los acreedores para encontrar la forma de honrar sus compromisos. Lo que piden desde la provincia es que los tenedores acepten la propuesta que tiene como objetivo "el aplanamiento de la curva de vencimientos, para asegurar su cumplimiento independientemente de la posibilidad de nuevo acceso a los mercados".

Sobre todo teniendo en cuenta que hoy Argentina no tiene acceso a financiamiento internacional por lo que no existirá posibilidad de tomar nuevos créditos para afrontar vencimientos. Eso torna aún más complejo el horizonte y en Hacienda explican que necesitan lograr algo como lo que se consiguió en 2004 con el bono Aconcagua. Es decir, reestructurar los vencimientos a largo plazo para poder cumplirlos.

La oferta que se hizo a los bonistas es patear el vencimiento de 2024 para el 2029 y bajar la tasa de interés del 8% al 4% anual. Incluso, libera a Mendoza del pago de los cupones de intereses.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?