Qué piensa Alberto Fernández del banderazo del sábado

Qué piensa Alberto Fernández del banderazo del sábado

El mandatario atribuyó la masiva manifestación del sábado a "los antiperonistas que no nos quieren" y ratificó su decisión de avanzar con la expropiación de la empresa.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, atribuyó el masivo banderazo de ayer a "los argentinos antiperonistas que no nos quieren". "Quiero salvar a la empresa, los que manejaron Vicentin son unos facinerosos y resulta que el dictador soy yo. Estoy harto”, fue el lamento del mandatario tras la multitudinario manifestación del sábado.

Fernández considera que el "odio" hacia Cristina Fernández de Kirchner movilizó las protestas contra la iniciativa de expropiar la empresa cerealera que se encuentra en concurso de acreedores.

“Yo no voy a hacer nada porque estamos en cuarentena, pero tendría que usar el estilo Cristina: poner mañana a 500.000 personas en Plaza de Mayo. Pero no lo voy a hacer, porque sería agregar más tensión a un tema que la gente tiene que entender. Mi intención es arreglar el asunto y no complicarlo”, sostuvo el presidente en la intimidad de Olivos, según consigna el periodista Román Lejtman en Infobae.

El mandatario recordó que Matías Kulfas recibió a Sergio Nardelli, CEO de Vicentin, antes de asumir como ministro de Desarrollo Productivo. En aquella reunión, aseguran que Nardelli solicitó a Kulfas que “el Estado entrara a la empresa porque sino iba derecho a la quiebra”.

“Es todo un escándalo. Muchas irregularidades. Con fondos que han desaparecido y nadie sabe adonde están”, sintetizó el jefe de Estado en Olivos. Alberto Fernández cree que hubo connivencia dolosa entre Vicentin y el Banco Nación mientras era manejado por Javier González Fraga y por eso ordenó que se envíe toda la información a la justicia federal.

“Ponen a Vicentin como una empresa ejemplar. Pero no saben, o no quieren enterarse, que su directorio encabezado por Nardelli son unos ladrones que se quedaron con la plata pública. Me cuestionan a mí, por mi idea de expropiar, y no preguntan cómo Vicentin se quedó con la plata de los productores”, se lamentó Fernández mientras se desarrollaba el multitudinario banderazo.

"No tengo una posición ideológica sobre la expropiación. Sigo pensando que es la única solución a este asunto tan complejo", agregó Fernández.

En la intimidad de Olivos, Alberto Fernández reveló una situación inesperada que protagonizó el veedor oficial Gabriel Delgado con las autoridades de Vicentin. “Le ofrecieron el 70 por ciento de las acciones al precio de un dólar. No vamos a hacer nada porque es como que un Presidente de los Estados Unidos negocie la quiebra de una empresa manejada por Al Capone. Sería horroroso. Te quedás sin ética republicana. Te quedás sin nada. Vicentin está manejada por una banda de facinerosos. No hay nada que hacer. Si ellos se quedan con la empresa, quiebra. Así de fácil", completó el presidente.

“Tengo el proyecto (de expropiación de la empresa) y la decisión de sancionarloNo me importan las movilizaciones: son los antiperonistas de siempre. Yo puedo explicar, y quizás lo haga en una conferencia de prensa, todas las irregularidades cometidas por Vicentin. Ellos me piden que entre a la empresa para salvarlos y después salen a las rutas para putearme porque propongo la expropiación. Ya me van a dar la razón. Es cuestión de tiempo”, concluyó el Presidente.

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?