Villa Azul: la intendenta camporista culpa al macrismo por el brote

Villa Azul: la intendenta camporista culpa al macrismo por el brote

Mayra Mendoza, de Quilmes, apuntó directamente contra su antecesor en la intendencia, Martiniano Molina, y la exgobernadora María Eugenia Vidal, por la falta de urbanización de ese populoso asentamiento que hoy sufre un virulento brote de coronavirus.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La intendenta del partido bonaerense de Quilmes, la camporista Mayra Mendoza, culpó directamente al macrismo por el virulento brote de coronavirus que afecta al asentamiento Villa Azul, al denunciar la "desidia" de las autoridades anteriores en los últimos cuatro años respecto a los avances en su urbanización.

Mendoza se reunió este martes con su par del vecino Avellaneda, el también kirchnerista Jorge Ferraresi, para analizar proyectos de urbanización de Villa Azul, la cual está bajo aislamiento sanitario estricto debido al brote de coronavirus que aqueja desde hace dos semanas y ya dejó más de 200 infectados.

Tras el encuentro, la intendenta de Quilmes dio un fuerte mensaje político al apuntar directamente contra la gestión de su antecesor, el macrista Martiniano Molina, y la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, para contrastar el compromiso del presidente Alberto Fernández y el mandatario bonaerense Axel Kicillof en solucionar la crisis habitacional de esa populosa villa que existe desde hace más de 50 años.

"Jorge Ferraresi, con un Estado presente, logró cambiar el barrio durante las gestiones de Néstor y de Cristina Kirchner, mientras que del lado de Quilmes vimos el abandono y la desidia total de muchos años. Quiero decirles que, conjuntamente con Alberto Fernández y con Axel Kicillof, vamos a cambiar la realidad de Villa Azul", dijo Mendoza.

Desde el municipio de Quilmes alentaron esa postura al sostener que se buscará "retomar las obras de las 152 viviendas que comenzaron a ejecutarse en 2015, que la administración de Cambiemos a nivel provincial y municipal abandonó sin terminar, por lo que familias del barrio Villa Azul comenzaron a tomar las viviendas a partir de 2016".

"La mayor parte de las tomas se dio en junio del año pasado (2019) cuando las empresas se retiraron definitivamente del lugar por falta de financiamiento. Al día de hoy las obras tienen un avance aproximado del 20 por ciento", explicaron a las fuentes municipales a la agencia de noticias Télam.

Más moderado, Ferraresi dijo por su parte que "tenemos la responsabilidad de coordinar para poner en valor y mejorar Quilmes y Avellaneda".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?