Romano se defendió del pedido de desafuero

Romano se defendió del pedido de desafuero

El senador de Protectora dio su versión de los hechos y aseguró que el cornejismo lo persigue por denuncias que presentó contra la gestión del exgobernador.

MDZ Política

MDZ Política

El senador provincial Marcelo Romano se defendió del pedido de desafuero presentado por la fiscal Gabriela García Cobos y aseguró que se trata de una maniobra impulsada por el cornejismo para callar las denuncias que ha hecho en su contra. Específicamente, el legislador narró cómo fueron los hechos por los cuales se lo imputó por "atentado a la autoridad" y desmintió haber amenazado a policías. "Es momento que Suarez se ponga los pantalones largos y demuestre que gobierna él y no Cornejo", aseveró y narró cómo fueron los hechos ese domingo 11 de agosto.

"El 11 de agosto fueron las elecciones primarias a nivel nacional y yo era candidato a diputado nacional en la lista de Roberto Lavagna. En el Acceso Sur estaba mi hija con seis patrulleros a la altura del barrio La Gloria y me paré inmediatamente temiendo lo peor. Sin embargo ya estaban terminando el procedimiento que se había desencadenado porque había un chofer de la línea 500 que había dado el aviso al 911 de que una octogenaria -esta todo grabado en el 911- conducía de forma imprudente en dirección al sur en un Renault Clío color gris. Mi hija tiene 20 años e iba en un Clio verde, por lo que cuando llegué yo ya la estaban autorizando a continuar. Después yo cometí un error y cuando me fui le mandé un mensaje al exministro de Seguridad, Gianni Venier diciendo que había seis patrulleros deteniendo a una chica de 20 años y me parecía desproporcionado. A los policías nunca les dije nada, es más ni sabían cómo me llamaba yo. Después comienza la historia de que dos policías dijeron que yo los había amenazado con hacerlos perder el trabajo. Yo fue con mi abogado Carlos Moyano a la fiscalía y puse testigos, pero la fiscal me rechaza el acceso al expediente y me dice que ya pidieron el desafuero", narró Romano y remarcó que el juez de segunda instancia David Mangiafico ya ordenó echar todo lo actuado para atrás por irregularidades administrativas. 

Según Romano, el pedido de desafuero no tiene pies ni cabeza y sólo se trata de un intento del oficialismo de deslegitimar las denuncias que ha iniciado contra funcionarios de la gestión de Alfredo Cornejo y decisiones del propio exgobernador como impulsar el fracking y la minería. A eso sumó otras denuncias como el caso Penitentes, la Revisión Obligatoria, la distribución de la pauta oficial, compras de chalecos antibala.

"En el gobierno de Rodolfo Suarez ayudamos a un pueblo a expresarse en contra de la reforma de la ley 7722", adhirió el legislador y también recordó que denunciaron al Departamento de Irrigación por un acueducto que iba a ser adjudicado al oferente que había terminado sexto en la licitación. "Pero la gota que rebalsa el vaso es Portezuelo del Viento. Pido la interpelación de un ministro por el direccionamiento a una empresa dejando afuera a otras empresas argentinas. eso fue el 7 de mayo y el 13 de mayo Alfredo Cornejo se apersonó en la Legislatura cuando la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales trataba el pedido de desafuero que finalmente consiguió despacho", aseveró.

Frases destacadas de la entrevista

  • Es lamentable a los extremos que caen los empleados de un régimen al que les molesta mucho que nosotros hagamos nuestro trabajo de oposición
  • Ser un legislador de la oposición no es solo estar del otro lado de la vereda política. Es cumplir con la labor por la cual nos pagan y en mi caso  es por controlar al Ejecutivo. Lo voy a hacer hasta que me permitan estar en mi banca.
  • Que casualidad que al tocar una obra de interés millonario a la semana se active mi desafuero, que no tiene ni pies ni cabeza.
  • Yo he analizado, investigado y juntado elementos por mi convicción de que hay irregularidades. Sin fueros no podría decir nada.
  • Es un antecedente muy serio para la democracia que cuando un legislador molesta hay que sacarlo para callarlo.
  • Es momento que Suarez se ponga los pantalones largos y demuestre que gobierna él y no Cornejo.
  • Lo peor que le puede pasar a Mendoza es tener un gobernador débil.
  • No es Romano el que está en juego. Son las instituciones de la provincia.

Escuchá la entrevista completa

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?