Aguas de nadie: 400 barcos extranjeros depredan el Mar Argentino

Aguas de nadie: 400 barcos extranjeros depredan el Mar Argentino

La mayoría de los barcos son de origen oriental y se dedican a la pesca de calamar. Llegan a permanecer hasta dos años en el sur argentino.

MDZ Política

MDZ Política

“El de esos barcos es un ambiente y un tema complicado. Desde el momento en que se los captura comienzan problemas de difícil solución. Uno es el idioma. Cuando hay que interrogar al capitán, no tenemos traductor, Y a veces lo manda la empresa, lo que no es ninguna garantía. Hubo casos en que prefirieron hundirlos antes que los capturen”.

La frase corresponde a un exsecretario del juzgado federal de Rawson, quien recordó los problemas que tuvo que atravesar cada vez que se capturaba a un barco pescando ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) Argentina. 

El tema volvió a tomar dimensión con la captura de tres barcos (dos chinos y uno portugués) pescando ilegalmente en aguas argentinas. Es decir, dentro de las 200 millas. Uno de ellos decidió “entregarse” y ahora espera las actuaciones judiciales en la rada de Madryn porque no lo dejan ingresar al puerto.

En las 200 millas hay una verdadera ciudad de barcos extranjeros. Se calcula que entre 350 y 400. Llegan a permanecer por esos remotos sectores del mar hasta dos años. Son en general de origen oriental. Hay barcos chinos y coreanos. Pero también rusos, españoles, ingleses y sudafricanos. Son tangoneros (los que pescan únicamente calamar) y de arrastre (pesca con red).

Se trata de barcos factorías. Congelan y procesan a bordo. Después traspasan el producto a otro que los lleva a los puertos de sus países o los desembarca en Uruguay.

Los buques ilegales que ocuparon estas aguas venían tras la pesca de calamar. Se estima que estas embarcaciones pueden llegan a capturar 50 toneladas por noche y algunos barcos pueden llegar a medir hasta 70 metros de eslora.

La existencia de interminables cardúmenes de calamares y otras especies (como merluza y merluza negra) hace que las flotas pesqueras elijan sectores del sur argentino para la pesca. “Lo de la milla 200 es complicado. A veces en esos lugares, una ola grande puede significar que los pesqueros estén dentro o fuera de la Zona Económica Exclusiva Argentina”, explicó a Clarín Adrián Awstin, secretario de pesca de Chubut.

También argumentó por qué pescan generalmente de noche, generando desde el aire la visión de verdaderas ciudades. “La luz atrae al calamar. Y además por eso suelen pescar dentro de nuestra zona. Es que a veces una milla (alrededor de 2 kilómetros) representa también un brusco cambio de la profundidad debido a la forma del talud continental. En la milla 201 puede haber 4.000 metros y en la 199, apenas 300. Es decir que ingresa más la luz solar y entonces hay más pesca”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?