Analizan extender las clases virtuales hasta el receso invernal

Analizan extender las clases virtuales hasta el receso invernal

El Presidente analiza cómo seguirá el aislamiento. Hay actividades que seguirán exceptuadas. Las escuelas no abren e incluso las clases podrían seguir de manera virtual hasta julio.

MDZ Política

MDZ Política

El aislamiento obligatorio se extenderá, pero la tensión sobre cómo se ejecutará la medida desde el lunes y, además, la posibilidad de que para algunas actividades el freno sea aún más largo inquieta a todos. De hecho, la recomendación de los especialistas en salud es que, por ejemplo, las escuelas se mantengan cerradas hasta luego del receso invernal. 

San Juan y Mendoza son dos de las provincias que plantearon la posibilidad de permitir algunas actividades económicas. Sergio Uñac, incluso, tiene pautado hasta un escalonamiento horario para permitir que haya actividades. El presidente Alberto Fernández tiene como eje lo que ocurre en la provincia de Buenos Aires, donde hay un foco importante de transmisión. 

Entre las actividades que se habilitarán y que importan a Mendoza está la industria vitivinícola. Es que es un proceso que no se puede discontinuar: ya se había permitido la cosecha y ahora sigue el proceso de industrialización que no se puede detener.

Por eso se mantendrá dentro de las excepciones. Otro acuerdo que hay entre los gobernadores es que se habiliten las obras privadas. Hoy solo están permitidas para los trabajos específicos de emprendimientos energéticos. La construcción es un detonante de varios sectores de la economía, sobre todo la mano de obra de los trabajadores informales. 

Escuelas

Las clases no van a volver y allí hay otra fuente de tensión. A nivel nacional se analiza que las escuelas no abran hasta luego del receso invernal. Incluso hay establecimientos en los que le sugirieron esa información. "Es una posibilidad que analizan los especialistas que asesoran al Gobierno", explicaron fuentes allegadas al tema. 

Sin embargo hay provincias que disienten y que reclaman que se tenga en cuenta el contexto regional para evaluar si las escuelas pueden abrir de manera diferenciada y según el impacto de la pandemia. Por las dudas ya se trabaja en herramientas pedagógicas para seguir con las clases virtuales y nuevos sistemas de evaluación.

Esa decisión no se adelantará porque, aclaran, es día a día. Sí se adelantó que habrá receso invernal, es decir que en julio habrá dos semanas sin actividad para los alumnos. 

La Universidad de Buenos Aires fue la primera institución que hizo oficial el cambio del calendario académico. En ese sentido, puso como inicio el 1 de junio. 

 

El impacto actual de la pandemia está "por debajo" de lo esperado para la época en cuanto a cantidad de casos, pero siempre con una limitación: el universo acotado de testeos que se hacen. Mendoza será la primera provincia en testear de manera amplia a personas con síntomas y sin nexo epidemiológico para conocer la realidad de la enfermedad. 

Por eso también hay incertidumbre: la presión para liberar algunas actividades llega antes del "pico" de la enfermedad, que se espera recién para mediados o finales de mayo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?