Gobierno de Bolsonaro denostó la aprobación del aborto en la Argentina

Gobierno de Bolsonaro denostó la aprobación del aborto en la Argentina

El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, afirmó hoy que la Argentina ha legalizado "la barbarie del aborto", al comentar la ley de interrupción voluntaria del embarazo sancionada esta madrugada por el Senado.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo en la Argentina cayó muy mal en el gobierno de Brasil, cuyo canciller Ernesto Araújo afirmó hoy que este país ha legalizado "la barbarie del aborto".

Se trata de un nuevo rechazo del gobierno de Jair Bolsonaro a las políticas dictaminadas por su par argentino, lo que suma otro conflicto a la larga tensión existente entre las administraciones de los dos países desde que el presidente Alberto Fernández ganó las elecciones presidenciales argentinas en 2019.

"Brasil permanecerá en la vanguardia del derecho a la vida y en la defensa de los indefensos, no importa cuántos países legalicen la barbarie del aborto indiscriminado, disfrazado de salud reproductiva o derechos sociales o como quieran decirle", dijo Araújo en sus redes sociales.

En esa línea, el canciller brasileño se ha convertido en los foros internacionales en un defensor de la idea que pretende imponer, en línea con Bolsonaro, la supuesta existencia en el mundo de una "cristofobia" o persecución a los cristianos evangelistas.

La pastora Damares Alves, que además es ministra de Derechos Humanos y de la Mujer, también había publicado ayer en su Instagram una referencia al debate parlamentario de la ley con la frase "orando por Argentina". Alves es una de las mayores detractoras del aborto en Brasil, donde movilizó este año a parte de su base política para evitar un aborto de una niña de 10 años en el estado de Alagoas que había sido violada por su padrastro.

El Gobierno de Bolsonaro tiene entre su base electoral y parlamentaria a los sectores más conservadores de las iglesias evangelistas, entre ellas una alianza oficializada con la Iglesia Universal del Reino de Dios, del magnate Edir Macedo, dueño del canal Record.

Varios sectores del Palacio de Itamaraty reclaman un cambio de rumbo frene a la derrota del presidente saliente Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, ya que era el principal socio político de Bolsonaro en el mundo.

Cuando la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández venció las elecciones en 2019, el canciller brasileño, quien había apoyado al derrotado exmandatario Mauricio Macri, sostuvo que con el resultado “las fuerzas del mal están festejando".

Según analistas políticos brasileños, la reivindicación del evangelismo será parte de la campaña para la reelección de Bolsonaro en 2022 para mantener su base social en busca de otro mandato de cuatro años, publicó la agencia de noticias Télam.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?