Rechazan el pedido de empresario K para reabrir un casino

Rechazan el pedido de empresario K para reabrir un casino

El empresario Cristóbal López tenía la concesión de un casino en Mendoza. El Gobierno no le prorrogó la concesión y ahora negaron la revisión del tema.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Cristóbal López retomó muchos de sus negocios desde que cambió el Gobierno. Pero en Mendoza ha tenido problemas. Primero había sido con su fallido intento en la industria petrolera, que arrastra litigios por incumplimientos en las concesiones que tenía para explorar. Y ahora el gobierno de Rodolfo Suarez le bajó el pulgar definitivamente a su intención de reabrir un casino en la Provincia.

El empresario, cercano al Gobierno nacional, es propietario de la firma Casino Club y en Mendoza tuvo a cargo la concesión del casino oficial en San Rafael por dos décadas. Pero en 2017 Alfredo Cornejo decidió no prorrogarle por otros 5 años la concesión y, así, dar por terminado el permiso el año pasado. En octubre el casino oficial (concesionado a Casino Club) que estaba ubicado en la calle Emilio Civit de ese departamento cerró definitivamente.

La empresa recurrió administrativamente la decisión para evitar el cierre o eventualmente reabrirlo con una prórroga de la concesión. Pero la semana pasada Suarez rechazó el recurso de alzada  que presentaron los abogados de Cristóbal López y firmó el Decreto 1647 (que da de baja a esas pretensiones). La concesión era por 20 años con la posibilidad de extenderla por otros 5 añosa pedido de la empresa.

Pero el Estado podía o no aceptarla a esa extensión del contrato. La decisión fue negarla y para Casino Club fue "una decisión infundada, tachando a la misma de arbitraria y violatoria de los derechos constitucionales de igualdad y propiedad". El empresario aseguraba que el cierre produciría un daño económico a la empresa y al Estado. Para el Gobierno la decisión del cierre de Casino Club fue comunicada y estaba dentro de las potestades discrecionales establecidas por el contrato. 

En San Rafael había dos casinos. Además del oficial, el que tenía Cristóbal López, el hotel Tower tiene una sala de juegos que competía. Ahora hay uno solo que aumentó su facturación desde que cerró la sala de juego oficial

Para el Ejecutivo el tema de la concesión de Casino Club está terminado. Ahora a López le queda la Suprema Corte para reclamar, última instancia para resolver litigios administrativos. No es la única causa y litigio administrativo que el Ejecutivo y la Corte deben abordar por negocios relacionados a Cristóbal López. Lo del Casino se suma a los problemas por los dos contratos "tóxicos" que tuvo Oil (la petrolera de López) en Mendoza. Se trata de las concesiones Río Atuel (sobre la que debía pagar una multa millonaria por desistir de su oferta) y Río Diamante (por la que no cumplió el plan de inversión previsto). López es titular del grupo índalo y estuvo preso acusado de desviar fondos del Estado que retenía a través de Oil Combustibles hacia otros negocios. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?