Suarez se reunió con la familia de Florencia Romano y la oposición pide renuncias

Suarez se reunió con la familia de Florencia Romano y la oposición pide renuncias

El asesinato de Florencia Romano generó conmoción. El caso judicial está casi resuelto. Pero las repercusiones van más allá. El Gobernador se reunió con familiares, pero evitan comunicarlo. La oposición pide renuncias.

MDZ Política

MDZ Política

El asesinato de Florencia Romano conmovió a toda la provincia. La adolescente fue asesinada tras haber tenido un contacto por redes sociales con quien se cree fue su victimario y el hecho ocurrió el sábado por la tarde, con un llamado de emergencia de un vecino que escuchó gritos y pedidos de ayuda. El caso judicial parece casi esclarecido, pero el hecho trasciende lo policial y tiene repercusiones sociales y políticas. Por eso hubo una marcha multitudinaria por pedido de justicia y mejor gestión en la prevención. 

En el Gobierno optaron por el bajo perfil, aunque hubo remesones internos por la impericia del sistema y la falta de cumplimiento de los protocolos. 

Mientras las protestas y reclamos crecían, hubo un acercamiento de referentes del Ejecutivo con la familia de Florencia. Incluso el propio gobernador Rodolfo Suarez se reunió con la familia y está en contacto con ellos. Pero la información no fue confirmada oficialmente. Justamente la sensibilidad social y política del tema hace que el propio Gobernador se aleje de las declaraciones públicas. El Gobernador se reunió el viernes con la familia, como contó MDZ. Allí los padres le manifestaron la bronca por la falta de acción del personal del 911. Suarez dijo que iba a actuar. Luego hubo otras comunicaciones por teléfono. 

El programa de asistencia a las víctimas también está en contacto con la familia. 

Repercusiones

El caso tuvo repercusión nacional. También la impericia de la policía en la prevención. En el plano político, la oposición busca cargar las tintas sobre los funcionarios políticos del Ministerio de Seguridad. El propio Gobierno reconoció la negligencia del 911, pero restringe la cadena de responsabilidades sobre la operaria que desestimó el llamado donde alertaban sobre lo que pasaba en la casa de Pasaje Berra y Padre Vázquez, de Maipú. La mujer policía que atendió el llamado fue separada del cargo preventivamente, hasta tanto se investigue lo que pasó. Desde el Frente de Todos apuntan a que haya consecuencias sobre los funcionarios políticos. 

La causa judicial está en secreto, pero está prácticamente resuelta. El principal acusado es Pablo Arancibia. Pero falta determinar el rol de su pareja, Micaela Méndez. Aún no está claro si estaba o no en el lugar cuando ocurrió el asesinato; si fue cómplice o si no sabía nada. Lo mismo con la persona que llevó el cuerpo de la adolescente y que declaró no saber que era un cuerpo humano lo que llevaba y arrojó a una acequia: dijo que creía que era un perro. 

A ellos se les suman otros testigos importantes. Uno es el hombre que llamó al 911 para alertar lo que pasaba y no le hicieron caso. También está el testimonio de una amiga de Florencia que estuvo en contacto con ella y el presunto asesino minutos antes del hecho. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?