Polémica en el debate por el futuro del perilago de Potrerillos

Polémica en el debate por el futuro del perilago de Potrerillos

El oficialismo impuso su mayoría en la Cámara de Senadores para aprobar tres proyectos turísticos. Uno es la concesión de tierras fiscales del embalse. Otro es la concesión del histórico edificio del Ministerio de Turismo para que lo explote un privado. Por último, planean un hotel en la terminal.

MDZ Política

MDZ Política

Esta mañana la Cámara de Senadores le dio luz verde a tres proyectos de ley que impulsa el Poder Ejecutivo y que generaron polémica dentro del recinto. Una de las iniciativas apunta a conceder el uso de las tierras fiscales del perilago del embalse Potrerillos para su uso turístico. Pero además, se llama concesión para que un privado explote durante 50 años el histórico edificio del Ministerio de Turismo en la calle San Martín 1143. Por último, busca ampliar la concesión de la Terminal de Ómnibus a cambio de que el concesionario construya un hotel de tres estrellas en las instalaciones.

Las tres propuestas generaron diferencias entre el oficialismo y la oposición, por lo que finalmente fueron aprobadas por 22 votos afirmativos y 16 negativos por lo que pasaron a la Cámara de Diputados en revisión. 

En lo que respecta al perilago, el senador radical Marcelo Rubio destacó la importancia de dejar en manos de privados el desarrollo de emprendimientos turísticos en ese lugar. "Tenemos que tener en cuenta que lo que hace al Perilago, respecto a la costa Norte, es de dominio privado; la costa Sur es en gran parte de dominio público. Hay que tener en cuenta que allí no hay infraestructura,  por lo que necesitamos tener propuestas de inversiones para esa zona. Acá tenemos una conjunción de leyes que hace necesario tener la armonía en el lugar, para que el inversor pueda invertir", manifestó.

Específicamente, el proyecto apunta a licitar la explotación del perilago de Potrerillos por los próximos 50 años para el "desarrollo y la instalación de emprendimientos turísticos, recreativos y urbanísticos" en la zona.  El objetivo es hacer uso de la facultad del Poder Ejecutivo de reglamentar el ordenamiento territorial y la urbanización de las zonas de influencia del embalse Potrerillos "pudiendo otorgar concesiones, autorizaciones o permisos vinculados con el uso del embalse y las tierras del perilago".

El proyecto fue cuestionado por la oposición porque entienden que se está generando un negocio que debería haberse estudiado en profundidad. "Estamos rifando un recurso", manifestó el senador del PI Daniel Galdeano. "Esto va a traer mucha tela para cortar. Hay una superposición de jurisdicciones en este proyecto en cuestión, la margen izquierda tiene un codificación que es de Las Heras, mientras que la margen derecha tiene el código de Luján de Cuyo", agregó el senador Marcelo Romano.

"Nos quieren hacer pasar de largo porque tienen mayoría", se quejó por su parte Adolfo Bermejo y cuestionó la falta de discusión sobre temas tan importantes para la provincia.

"Es necesaria la infraestructura de base del lugar. En la página web de la Secretaria de Ambiente se puede ver el manejo del Perilago de Potrerillos. Este desarrollo puede generar empleo genuino tanto para los habitantes de la zona como a muchos mendocinos. La Provincia tiene la posibilidad de hacer un proyecto ejecutivo para los inversores que se presenten", defendió por su parte la senadora radical Gabriela Testa, extitular del Ente de Turismo.

Los otros proyectos

En lo que respecta al histórico edificio del Ministerio de Turismo en la calle San Martín, la idea del Ejecutivo es "privatizarlo" a través de una concesión a 50 años para que un privado lo explote a cambio de que haga inversiones para mejorar las condiciones edilicias.  Se trata del ex Jockey Club, construido entre 1914 y 1923, ubicado en la calle San Martín al 1143.  Su indiscutible elegancia está vinculada al uso que se le dio durante sus primeros años, cuando funcionó como espacio de  esparcimiento de clase alta. Pero finalmente fue adquirido por la provincia en 1934.

La idea del gobierno de Rodolfo Suarez de entregar en concesión a un privado el espacio a cambio de que este realice las obras necesarias para su mejoramiento. " El objeto de la concesión debe comprender el uso y la explotación del edificio, las mejoras de infraestructura y el mantenimiento de los espacios y la correcta preservación de los bienes con valor patrimonial, debiendo  priorizarse la calidad del proyecto turístico y cultural a desarrollarse en el lugar y el impacto que el mismo tenga en la generación de puestos de empleo para la sociedad", establece el proyecto.

Mientras tanto, el tercer proyecto busca extender la concesión de la Terminal de Ómnibus a cambio de que las empresas concesionarias construyan un hotel tres estrellas allí. En el año 2017 se dio la concesión a un consorcio de empresas y la intención es extender al menos otros 20 años dicha concesión a cambio de que se edifique un hotel.

De esta manera, Estación Terminal Mendoza SA (integrada por empresas como Andesmar, Cata y Ceosa, entre otras) se haría cargo de poner en funcionamiento un hotel que debería estar listo el 31 de agosto del 2023. Para recuperar esa inversión la UTE tendrá la concesión de la terminal hasta el año 2057.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?