Nadie nos puede acusar de antidemocráticos

Nadie nos puede acusar de antidemocráticos

Un dirigente del radicalismo responde a las opiniones que cuestionaban la idea de restringir las elecciones de ciudadanos bolivianos en Mendoza.

Martín Serrano

Martin Serrano, Concejal UCR-FCM San Rafael*

En relación a la nota publicada por este medio respecto a un posible gesto antidemocrático por parte del Radicalismo de Mendoza, cabe mencionar dos aspectos, el primero estrictamente político y el segundo de gestión pública.

Respecto a lo estrictamente político, resulta llamativo pensar que un partido con la historia y los antecedentes de la Unión Cívica Radical pretenda obstruir el derecho al sufragio de los ciudadanos bolivianos en nuestra provincia. Nuestro partido centenario, fue el impulsor y quien conquistó hace más de 100 años el voto universal, secreto y obligatorio y el primer partido político argentino en presentar un proyecto de ley de voto femenino en 1919, que finalmente no prosperó dada la mayoría conservadora en el Congreso y que se sancionó allá por 1947.

Como militante y dirigente radical he ejercido desde los 18 años la labor de fiscalización en elecciones tanto ejecutivas como legislativas en San Rafael y he observado comicios en las mesas de extranjeros con total normalidad. Sí cabe destacar el manejo poco transparente que le dan algunos municipios gobernados por el Partido Justicialista a la formación de los padrones electorales de extranjeros, no permitiendo su inscripción a quienes no comulgan con su pensamiento político.

 

Por otro lado, resulta poco serio pensar que, con los graves problemas que transita Mendoza, el gobierno provincial tenga interés en quién gane las elecciones de Bolivia. El principal partido que conforma el frente político gobernante tiene todas las energías puestas en la gestión.

En lo que respecta a la gestión pública, ayer el Gobierno de Mendoza confirmó los cinco establecimientos donde podrán sufragar unos 10 mil ciudadanos bolivianos en los departamentos de Luján de Cuyo, San Rafael, Maipú, Capital y San Carlos, en el marco de las elecciones presidenciales en el vecino país. El radicalismo es el partido de las libertades públicas, la Constitución y la democracia, tenemos valores y convicciones. Defendemos la libertad y la igualdad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?