Documental de Nisman: "Tiene pretensión de ser equilibrado"

Documental de Nisman: "Tiene pretensión de ser equilibrado"

Según el periodista y magíster en industrias culturales Ezequiel Rivero, esta serie documental es "más que digna desde muchos puntos de vista".

Redacción MDZ

Redacción MDZ

'Nisman: El fiscal, la presidenta y el espía', la miniserie documental de seis episodios producida por el documentalista británico Justin Webster y estrenada ayer por Netflix, causó mucho revuelo entre los espectadores ante una situación que todavía no está resuelta: la sospechosa muerte del fiscal Alberto Nisman horas antes de presentar su denuncia contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y parte de su gobierno por la firma del Memorándum con Irán.

Según el periodista y magíster en industrias culturales Ezequiel Rivero, esta serie documental es "más que digna desde muchos puntos de vista", ya que "le hace honor a los estándares de calidad que Webster viene manejando en sus otros trabajos".

"Es ese tipo de documentales que tienen pretensión de ser equilibrados y son periodísticamente prolijos. Hay mucha gente que critica eso de no jugarse, y si bien la salida más fácil es la de tomar partido por alguna posición, al tratarse de un tema que no está cerrado en lo formal y la opinión pública, me parece que este documental es reflejo de esa apertura de un tema que como sociedad no tenemos resuelto", argumentó el especialista a MDZ Radio.

Dado que el documental se estrenó a nivel mundial, será visto por muchos usuarios que no tienen información previa sobre el caso. Para Rivero, que también es investigador del Conicet, éstos podrían entender que "se trata de una cuestión sumamente compleja sobre la que no hay consensos" aunque, a su criterio, "está claro en la serie que Nisman quedó enredado en la trama bastante densa y oscura de los servicios de inteligencia de la Argentina, Irán, Israel y los Estados Unidos".

"Es un documental que juega con distintas miradas y en la síntesis de todo eso uno puede pensar que hay una toma de posición, pero esa lectura va acompañada de lo que uno piense previamente. No creo que el documental le vaya a cambiar la opinión a los que lo vean", enfatizó respecto a la impresión de los argentinos que lo vean.

De todas formas, Rivero consideró que el documental "logra esclarecer no cuestiones vinculadas a las formalidades jurídicas, sino a ordenar y presentar en una forma más o menos atractiva para que el ciudadano le pueda prestar atención, aspectos que no tienen que ver con lo experiencial".

"Ordena cronológicamente los hechos, expone una cantidad de voces y muestra sin decir demasiado, lo cual es una virtud", concluyó.

Hacé clic acá para escuchar la entrevista completa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?