Nisman: Aníbal Fernández opinó sobre la muerte y avivó la polémica

Nisman: Aníbal Fernández opinó sobre la muerte y avivó la polémica

Quien fuera jefe de Gabinete de Cristina Fernández en 2015 publicó una columna de opinión en un diario de Buenos Aires donde asegura que la teoría del homicidio en relación a la muerte del fiscal Nisman carece de sustento y argumenta que el sistema judicial se prestó para una persecución política.

MDZ Política

MDZ Política

Aníbal Fernández, quien sucediera a Jorge Capitanich como jefe de Gabinete durante 2015 luego de la muerte del fiscal Alberto Nisman en la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, publicó este sábado una columna de opinión donde sostiene, entre otras cosas, que la hipótesis del homicidio carece de sustento.

"Los indicios deben ser graves, precisos y concordantes para que pueda extraerse la conclusión de un hecho desconocido. Estas barreras infranqueables fueron deliberadamente omitidas por los doctores Irurzun y Bruglia, jueces de la Cámara Federal, ya que la alzada concluyó que la muerte fue un homicidio y esa elucubración es el fruto de una aspiración política que no condice con los hechos probados en la causa", escribió Aníbal.

La columna fue publicada en el diario digital Infobae, donde el exfuncionario aseguró: "Huelga decir que el decisorio ni siquiera intenta explicar cómo hicieron los asesinos para limpiar la escena del crimen y el resto del departamento. La sentencia también se exhibe desprovista de sustento ya que ninguna hipótesis plantea respecto de cómo los victimarios vencieron la resistencia de Nisman. Esas son cuestiones que debieron ser explicadas en la sentencia para elucubrar que el fiscal fue asesinado".

"En las condiciones señaladas, no cabe otra reflexión que suponer que no se actuó con imprudencia o negligencia, sino deliberadamente con el propósito de causar estrépito social y conmover a la opinión pública. Sin duda alguna, uno de esos adalides del engaño y la perversión judicial ha sido el fiscal general Ricardo Sáenz, quien entrevistado en febrero de 2018 por el periodista Luis Novaresio en A24 sostuvo lacónicamente y sin vergüenza alguna: 'Nada cerraba en el caso de la muerte de Nisman, había que investigar si era un homicidio y de ahí ir para abajo, no al revés'".

"La denuncia del fiscal Nisman, desde siempre, fue un trabajo jurídico deplorable por donde se la mire. Nada me hace apartar de mis impresiones iniciales esbozadas en aquel verano del 2015. Lo que es de rigor traer a la escena actual es que la presentación fue desestimada y debió pasar al arcón de los recuerdos cuando la Sala I de la Cámara de Casación Penal decidió adherir al desistimiento del fiscal Javier de Luca de investigar el caso".

"Todo es bochornoso. Hay una decena de magistrados que formaron parte de un plan sistemático de persecución y ofrendaron sus prestigiosas carreras y prestigios académicos a un ser endeble que terminó su gobierno como no podía terminar de otra manera, con un estrepitoso fracaso porque (como hubiera dicho mi padre) Dios no quiere cosas puercas", escribió en alusión a Mauricio Macri.

"Todo lo expresado da cuenta de que si en la República Argentina la justicia federal de los tiempos de Macri se permitió hilvanar de la nada un homicidio que no tiene sustento alguno, de la mano de Macri, que todo lo enchastraba, se permitió construir cualquier hipótesis criminal, para dar persecución a la oposición política".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?