Portezuelo y el empleo: ya van más de 1.700 anotados para trabajar en la "obra del siglo"

Portezuelo y el empleo: ya van más de 1.700 anotados para trabajar en la "obra del siglo"

La preinscripción para aspirar a unos de los 3.500 puestos directos arrancó con altas expectativas. La prioridad la tienen los trabajadores sureños y luego los del resto de la provincia. Los seleccionados recibirán capacitación para estar a la altura de la megaobra hidroeléctrica que se construirá en Malargüe. 

Llamada a ser la obra hidroeléctrica más importante de la provincia, Portezuelo del Viento contará con capacidad para abastecer de energía a 130.000 usuarios, cuatro veces más de lo que hoy genera el dique Potrerillos. 

Ubicada sobre el malargüino Río Grande, esta enorme represa será vital para incrementar la superficie de riego para la producción agrícola y ganadera, además de aumentar el caudal del Río Atuel y generar un nuevo polo turístico. 

Aunque la inscripción formal arrancará este miércoles, la preinscripción de interesados en trabajar en la construcción de la megapresa dio claras señales de un dato de la realidad: la fuerte expectativa laboral en una contexto de crisis generalizada y de marcada falta de empleo. 

Desde el ministerio de Economía, Energía e Infraestructura confirmaron que hasta el momento ya se anotaron unos 1.700 interesados para los 3.500 puestos directos que se han previsto (indirectos serán unos 7.500). 

Las firmas que ganen la licitación iniciarán la contratación de personal entre septiembre y diciembre del año próximo y como mínimo deberán contemplar un compre local de cerca del 80%. 

.

El pliego de licitación obliga a las empresas que construyan la represa a priorizar la contratación de personal del sur mendocino, luego a trabajadores del resto de la provincia y sólo en caso de no alcanzarse a cubrir la demanda inicial, a operarios de otros puntos del país. 

Con US$ 1.023 millones garantizados para su construcción y el respaldo de cuatro años de trabajo contínuo, el ministro Martín Kerchner no oculta su entusiasmo por los primeros pasos que da tamaña obra: "No hay tiempo que perder. Llamamos a licitación y mientras las empresas trabajan en la propuesta (que va a llevar todo un año entre apertura y adjudicación) es la oportunidad de empezar a tomar a aquellas personas que se inscriban y hacer una selección. La capacitaciones comenzarán en Malargüe".

En la página del ministerio de Economía hay un link específico para los aspirantes a la "obra del siglo". Allí se han agrupado las profesiones para que se elija dónde inscribirse y dejar la información básica. Luego  les va a llegar un mail de confirmación y a partir de allí  se van a empezar a desagregar la cantidad de soldadores, ingenieros, choferes, asistentes, etcétera.

.

También se analizará el nivel de formación para que al que le falte capacitación reciba cursos a cargo de profesionales de la Universidad Nacional de Cuyo.  

"La idea es que cuando esté adjudicada la obra, las empresas cuenten el listado completo de los 3.500 trabajadores para puestos directos,  debidamente capacitados y que no vengan de afuera como dice claramente en los pliegos", dijo Kerchner.  

¿Querés recibir notificaciones de alertas?