Cornejo, del Infierno al Limbo: 16 salmos contra el pasado, en la búsqueda del Cielo

Cornejo, del Infierno al Limbo: 16 salmos contra el pasado, en la búsqueda del Cielo

En estas frases, el gobernador de la provincia volvió a diferenciar su gestión de las anteriores, en las que gobernaron Celso Jaque y Francisco Pérez, aunque puso especial énfasis en este último

  1. Contra el facilismo. "Todo esfuerzo será en vano si a la vuelta de la esquina, otra vez la fabulación del slogan se impone sobre la racionalidad fiscal. Si el voluntarismo le gana la pulseada al orden. O si quienes creen que los atajos sirven para llegar antes pero no para llegar bien, se imponen en una sociedad que se construyó sobre el esfuerzo y el sacrificio. Nunca sobre la mentira o la deshonra a la palabra empeñada. Mucho menos desde el engaño sistematizado que vociferan los que no tienen la responsabilidad de gobernar y que cuando por azar eso tal vez sucede, se dedican a depredar el Estado, olvidándose por completo de la justicia social y de ese pueblo al que dicen representar en exclusividad".
  2. Desde el colapso. "Pretendo ser evaluado básicamente por el mejoramiento de los servicios esenciales del Estado como son la Salud, la Seguridad, la Educación y la Justicia. Fue allí donde priorizamos los esfuerzos, porque además de servicios básicos, eran los más deteriorados, y en algunos casos, al borde del colapso. Sin insumos, con deudas millonarias y con una orientación de su tarea absolutamente alejada de la necesidad de prestar un servicio público de calidad a los ciudadanos".
  3. De dónde partimos. "No buscamos esconder nada debajo de la alfombra. No en vano esta Legislatura nos aprobó las declaraciones de Emergencia Administrativa, Financiera y Fiscal, así como la de Salud y Seguridad. Ese era el caos en el que nos hicimos cargo de la Provincia. Ese fue nuestro borroso punto de partida".
  4. Infierno. "Un Estado que cuando asumimos, no sólo era irresponsable y no le pagaba a sus empleados ni a sus proveedores; si no que también tenía altos índices negativos en esos servicios esenciales así como en otras áreas del Gobierno. Recordar aquel infierno es un acto de justicia no para con este gobernador y sus funcionarios, sino para con los ciudadanos a los que se les privó de tener mejores servicios en ese tiempo".
  5. Sin mirar a quién. "Orientar el gasto público nos permitió entonces intervenir en claro beneficio de los mendocinos: como sucede con la fenomenal inversión en obra pública registrada en mi gobierno llevando rutas, hospitales, escuelas, centros de salud y tecnología a cada rincón de la provincia para generar trabajo y mejores condiciones de vida, sin importar si había o no elecciones en el horizonte. O si ese departamento tenía o no un intendente más o menos afín con este gobernador".
  6. Despilfarro. "Cuidar ese gasto, optimizándolo, nos permitió invertir ese ahorro que antes era despilfarro y desidia por las finanzas públicas, en reforzar los servicios esenciales. Y todo ello lo hicimos, además, disminuyendo impuestos como es el caso de Ingresos Brutos con bajas en 3 años consecutivos".
  7. No funcionaba. "Cuando asumimos, en el Hospital Central no funcionaban los ascensores; el Hospital Notti se colapsaba en invierno, el Carrillo era una cáscara vacía y en el Schestakow no funcionaban las calderas y los líquidos cloacales inundaban algunas áreas".
  8. Deuda interna. "Se avanzó en una política de compra, stock y mantenimiento de medicamentos, sin pago de sobreprecios. Cuando asumimos, no había stock y lo que había sólo alcanzaba para una semana. A los proveedores se les debía 6 meses y teníamos carencia de productos esenciales como la insulina".
  9. Inseguros. "En 2015 había sólo 385 móviles provinciales para toda la Provincia. Sin equipamiento ni tecnología, que sólo podían cargar combustibles en apenas 3 estaciones de servicio del Gran Mendoza y en otras 5 del resto del territorio provincial, lo que significaba que los policías perdieran valioso tiempo en los traslados y las esperas. Hoy contamos con 1.124 patrulleros equipados con GPS, lectores de huellas, reconocimiento facial y de patentes, lo que permite avanzar en la prevención y persecución del delito y esperamos incorporar 200 unidades más en lo que resta del año".
  10. Sin caprichos. "Está claro que el orden no es un capricho. El orden genera ahorros en las cuentas públicas y salva vidas".
  11. Del descontrol al control. "Al llegar a la gestión había 750 policías en disponibilidad por enfermedad permanente. Hoy, esa cifra se bajó a 35. Sólo por el control y la rigurosidad de la administración. Pasamos del legajo de papel al legajo electrónico. Antes había un desconocimiento de quién era y qué hacía cada policía".
  12. Sin plata. "La deuda con los municipios era mayor a los 500 millones de pesos y sólo en el primer año esas transferencias se incrementaron en un 50%".
  13. Estadísticas confiables. "Un Estado que oculta o se miente a sí mismo y a sus ciudadanos, difícilmente puede solucionar aquello que no quiere admitir, o que minimiza so pretexto de la estigmatización. Hoy la DEIE mide de manera independiente aspectos tan sensibles como la canasta de precios o la inflación, pero también nos brinda herramientas para la recategorización de las zonas de las escuelas públicas a fin de incentivar la presencia del Estado donde por razones sociales, económicas o ambientales, más se hace necesaria".
  14. No andaba. "Es la implementación del Seguro Agrícola donde antes había un sistema ineficiente, que no funcionaba y no brindaba garantía a los productores".
  15. Energía. "Cuando asumí el gobierno en 2015, en esta área específica había cero planificación y cero proyecto. Hacia el futuro estamos encarando 5 parques solares en diferentes localidades (Luján, General Alvear, Lavalle, La Paz y Anchoris), en conjunto con Emesa y la iniciativa privada. A lo que se suma otro eólico en El Sosneado. Pusimos en condiciones técnicas los proyectos de Portezuelo del Viento, El Baqueano y Uspallata para reforzar la visión estratégica de la Provincia en vinculación con el cuidado del agua".
  16. Incumplimientos. "El caso petrolero también es paradigmático. En 2015 había contratos incumplidos, multas sin cobrar, áreas revertidas y vuelta a licitar, lo que significaba una brusca caída de las inversiones".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?