Omar Félix admitió "coincidencias" con el líder de Protectora

Omar Félix admitió "coincidencias" con el líder de Protectora

En el justicialismo ya hablan abiertamente de la búsqueda de un acuerdo electoral con José Luis Ramón para enfrentar al oficialismo. El primero en blanquearlo ha sido el diputado nacional del PJ, quien quiere ir por la gobernación. Pero Ramón minimiza este acercamiento y asegura que el eje de una "convergencia para gobernar Mendoza" será él y no el peronismo.

En el justicialismo ya hablan abiertamente de la búsqueda de un acuerdo electoral con José Luis Ramón, el líder de Protectora, para enfrentar a los candidatos oficialistas.

Quien se hizo cargo de estas negociaciones fue Omar Félix, compañero de Ramón en el Congreso Nacional (los dos son diputados).

"Con Protectora hemos empezado en forma casual y nos hemos dado cuenta que en un montón de temas coincidimos", aseguró a MDZ Félix, quien en diciembre había lanzado su candidatura a la gobernación.

También expresó el diputado nacional justicialista que las charlas con Ramón abordan la necesidad de "confluir en un frente donde nos unen más los desacuerdos con el Gobierno que la definición de candidaturas". "Se marcha a una polarización extrema y la dispersión de la oposición favorece al Gobierno", agregó.

La constitución de una fórmula conjunta parece cerca para algunos peronistas. Pero el candidato justicialista para la pelota: "No depende sólo de Omar Félix y Ramón, sino de muchos otros factores", aseguró. "La gente la pasa mal y hoy, por respeto a todo el pueblo, primero hay que tener muy claro qué se va a proponer", indicó.

Además, Ramón busca hacerse fuerte por su lado y minimiza las negociaciones con el PJ. Dijo a MDZ que tiene conversaciones con los referentes de todos los partidos y que será él el eje de una "convergencia que permita gobernar Mendoza".

En otras palabras, envía el mensaje de que no declinará su candidatura a gobernador. En el PJ quieren que sea al revés y que Ramón sea en la fórmula el complemento del candidato a gobernador peronista.

Sin definiciones en Vendimia

El panorama que muestra el peronismo mendocino sobre sus precandidatos a gobernador es difuso todavía.

El presidente del PJ, Guillermo Carmona, indicó que en estos días "la atención está puesta en las elecciones municipales". Lo único cierto es que los cuatro intendentes que adelantaron las elecciones (Emir Félix, Jorge Gimenez, Martín Aveiro y Roberto Righi) buscarán la reelección.

Podrán anotarse para competir gracias a una medida cautelar que aceptó la Sala Segunda de la Corte. Esa cautelar les permite eludir provisoriamente la enmienda del gobernador Alfredo Cornejo que eliminó las reelecciones indefinidas.

"El armado de listas de concejales requiere atención", afirmó anoche Carmona, quien también está entre los posibles candidatos a gobernador, pero aclaró que hará lo que se acuerde en el marco de "Construyendo Unidad", el espacio que abarca a los intendentes, los tres diputados nacionales, legisladores provinciales y agrupaciones K.

Del otro lado queda La Cámpora, que anotará a sus propios candidatos para las intendencias de San Rafael, San Martín, Tunuyán y Lavalle.

Los aspirantes de este sector kirchnerista ya están panfleteando los departamentos en los que se desdoblará la elección, en abierta confrontación con los veteranos jefes comunales.

En los panfletos aparece cada candidato o candidata departamental junto a Anabel Fernández Sagasti, quien también está lanzada para la gobernación.  

Panfleto de Fernández Sagasti junto a su candidata en San Martín.

Alejandro Bermejo, intendente de Maipú, es el otro eventual candidato a gobernador del PJ. En este sentido, Omar Félix buscó despejar dudas acerca de la interna del justicialismo, al sostener que Bermejo es "un gran candidato".  Sin embargo, relativizó a la vez la posibilidad de que Bermejo haga una fórmula con la mujer de La Cámpora: "Hay que ver si ellos están dispuestos a aceptar a Alejandro como candidato a gobernador", expresó.

En tanto, el diputado nacional indicó que la confirmación de su candidatura depende de la evaluación que se haga de sus potencialidades: "Uno se tira a la pileta cuando hay agua y hay que ver si hay compañeros en mejores condiciones, porque yo no quiero ser candidato, quiero ser gobernador", explicó.

Negó por otro lado que su candidatura tenga el apoyo concreto de los intendentes reeleccionistas, aunque defendió su cruzada en la Justicia: habló de "avasallamiento del gobernador" y de "proscripción".

Finalmente, no puso a la unidad total como condición para ser candidato. A diferencia de Bermejo, Félix dijo que las PASO son "una forma correcta de definición cuando no hay acuerdos y consensos" y sostuvo que no tendría "ningún problema" con enfrentarse a un compañero o compañera en las urnas.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?