Sueños de ciudades inteligentes en una provincia desconectada

Sueños de ciudades inteligentes en una provincia desconectada

Los planes de Ordenamiento Territorial apuntan a mejorar la calidad de vida con el uso de la tecnología. Pero las carencias estructurales de la provincia hacen topar esos deseos. Piensan soluciones tecnológicas, pero las cloacas colapsan y hay cada vez menos hogares conectados a Internet. 

Es una tensión que puede generar algún desánimo. Mendoza tiene cruzado el sueño de la “provincia del futuro”, la del deber ser, con una precaria realidad que parece muy lejana a ese ideal. Por un lado hay un grupo de emprendedores que son capaces de usar nuevas tecnologías para mejorarle la calidad de vida a personas amputadas y desarrollar software para exportar; pero también zonas que con un viento leve y un calor medianamente intenso se quedan sin luz. En la misma provincia conviven empresas que desarrollan calefones solares de última generación, con un problema ambiental latente por falencias en el sistema de saneamiento que pone en riesgo la salud de la población.

Las dos Mendoza conviven y cómo se resuelva esa tensión es uno de los enigmas sobre el futuro inmediato. La Provincia tiene su Plan de Ordenamiento Territorial, que sirvió para tener un diagnóstico general de la Provincia. Pero ahora salen a la luz datos más finos en base a los planes municipales. La Municipalidad de Godoy Cruz hizo público ese documento, que tiene datos precisos sobre las carencias estructurales que tiene el área metropolitana de Mendoza. Justamente es el Godoy Cruz donde se vive el contraste entre la búsqueda de la innovación para ejecutar cambios que mejoren la vida cotidiana y las carencias.

De entrada, el déficit habitacional sigue creciendo. El repunte que hubo en los últimos años gracias a los créditos hipotecarios no alcanzó a mover aún la aguja y se topó con la crisis económica y financiera. En Godoy Cruz el déficit es de casi 10 mil hogares, pero a nivel provincial alcanza a casi el 30% del total de hogares. Según los datos consignados en el Plan de Ordenamiento, hay 133 mil hogares en condiciones deficitarias en Mendoza. No representa necesariamente que hagan falta esa cantidad de casas nuevas, pues es un mix entre demanda de mejoras y nuevas construcciones. Si se tiene en cuenta que en el mejor de los casos la capacidad instalada de la industria de la construcción alcanza para hacer entre 4 y 6 mil viviendas anuales (y las posibilidades económicas actuales mucho menos en realidad), el déficit estructural no tiene luz de solución en el corto plazo. Este año la Provincia y Godoy Cruz tienen los primeros planes de vivienda que tienen independencia de la Nación, aunque los problemas económicos también pueden complicarlos.

Desconectados

En el mismo diagnóstico contradictorio hay otro problema estructural que se agrava: el agua y el saneamineto. En Godoy Cruz el 100% de la población está abastecida con agua potable y casi la totalidad tiene red de cloacas. Sin embargo solo el 34% de la red de agua está en buen estado. El resto está en regular o malas condiciones. En cuanto a las cloacas el problema es similary el 50% está en malas condiciones, con el riesgo ambiental que ello conlleva. Justamente en ese departamento el año pasado colapsó una colectora cloacal que puso en alerta a toda la zona centro. El problema es calcado en todo el Gran Mendoza.

Los objetivos del Plan de Ordenamiento de Godoy Cruz

Incluso hay un dato llamativo que hace al desarrollo educativo, de las comunicaciones y la nueva vida cotidiana: a contramano de lo esperable, en Mendoza hay cada vez menos hogares conectados a Internet, con lo que ello implica. Si bien aumentó el acceso a través de las conexiones a través de la red móvil, la falta de conectividad hogareña denota falta de acceso al conocimiento y servicios que brinda la red. En un año la cantidad de hogares con acceso a Inernet cayó un 27%.

“Esta tendencia se presenta como un obstáculo de relevantes dimensiones frente al desarrollo de una ciudad inteligente, como así también para el crecimiento de una industria que se haya asociada al desarrollo de redes y telecomunicaciones. Por ejemplo, los servicios de transporte, los sistemas bancarios, las empresas de desarrollo de software y hasta la atención al público del comercio se ven potenciados o limitados de acuerdo a la calidad en la prestación del servicio”, indica el Plan de Godoy Cruz, donde se recuerda que el acceso a Internet ha sido considerado un derecho humano.

En las consultas a la población sobre los principales problemas a solucionar se destacaron la inseguridad, en primer término, y el déficit en el transporte y los servicios públicos completando el podio. No es casual. 

Esos indicadores son un ejemplo de los sueños de una provincia “inteligente”, pero con una realidad desconectada.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?