Para Espert, "sería insólito que Mauricio Macri sea el líder de la oposición"

Para Espert, "sería insólito que Mauricio Macri sea el líder de la oposición"

El ex candidato presidencial por el partido Unite considera que el presidente saliente es el principal responsable del regreso al poder del kirchnerismo, además de achacarle el fracaso en su lucha contra la pobreza y la inflación. Confirmó que seguirá participando activamente en política.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

En una entrevista con la agencia Télam, el ex candidato presidencial por el partido Unite, José Luis Espert, consideró que "sería insólito que Macri sea el líder de la oposición al gobierno de Alberto Fernández".

A su vez, el economista descartó que "el peronismo pueda ser avasallante e imponer su agenda política durante los próximo años, ya que tendrá muchos problemas para solucionar".

Según Espert no será fácil renegociar la deuda pública ni que el país vuelva a crecer, no obstante celebró que pueda abrirse un ámbito de discusión sobre políticas nacionales.

Macri es el gran responsable del regreso del kirchnerismo y del fracaso de este gobierno, que había pedido que lo juzgaran por la lucha contra la pobreza y la inflación. Sería insólito que él fuera el líder de la oposición", sentenció el excandidato presidencial. 

En el nuevo escenario político, donde se abre un espacio para la discusión política, Espert plantea que "hay que hacer todo el esfuerzo para dejar de hablar de grieta y discutir soluciones de verdad".

Para el dirigente, el gobierno de Macri finaliza su gestión "con una cantidad de similitudes enormes con el kirchnerismo, como las retenciones, el control de precios, el default selectivo de la deuda y el control de cambios". 

El marketing y la campaña del miedo le funcionó perfecto en las elecciones. Juntos por el Cambio no es oposición real. Por eso hay que tratarlos como hipócritas que son. No son ningún cambio", cuestionó el economista.

Sondeado por los desafíos que enfrentará Alberto Fernández a partir de hoy, Espert reconoció que será "muy difícil que pueda  llevarse todo puesto ya que, para eso, es necesario que te vaya fantástico y que puedas imponer la agenda como quieras. Eso va a ser difícil, porque tenés muchos problemas por solucionar: el tema de la deuda, de la inflación, de cómo hacer para crecer después de una década. No creo que el peronismo pueda ser avasallante".

Puesta a marcar los desafíos del nuevo gobierno, destacó el de la renegociación de la deuda con los acreedores privados y con el Fondo Monetario Internacional (FMI), dado que "no será fácil para la Argentina, que es un país en constante default".

En cuanto a su futuro político inmediato, confirmó: "Vamos a continuar. Nos presentaremos en las elecciones de 2021 y en 2023. Ya logramos instalar un nombre y una idea para seguir adelante".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?