Búsqueda desesperada

Caso Honoria en Tunuyán: qué se sabe de los extraños movimientos en sus cuentas bancarias y compras en un supermercado

En las últimas horas se conoció un comunicado del Ministerio Público Fiscal sobre este punto de la búsqueda. Las respuestas de la familia y cómo intentar dar con la mujer de Tunuyán desaparecida.

Ernesto Gutiérrez
Ernesto Gutiérrez domingo, 19 de mayo de 2024 · 08:00 hs
Caso Honoria en Tunuyán: qué se sabe de los extraños movimientos en sus cuentas bancarias y compras en un supermercado
Foto: Gentileza

Este domingo se cumplen casi dos semanas de la desaparición de Honoria del Carmen Jorge de Narváez, una anciana de 87 años que fue vista por última vez el 6 de mayo alrededor de las 13:05 al salir de su casa de Tunuyán. En estas últimas horas, la investigación aportó el hallazgo de un papel vinculado al caso en la terminal de ómnibus de ese departamento, movimientos de dinero en sus cuentas bancarias y compras en un supermercado Átomo de la zona, lo que reaviva aún más el misterio.

Según un comunicado del Ministerio Público Fiscal (MPF) de la provincia, donde se informó sobre las acciones desarrolladas hasta el momento junto a otras instituciones, el último avistamiento de esta mujer fue en su hogar en la calle Fuerte San Carlos al 361, pasadas las 13. Su cuidadora se dio cuenta de su ausencia y notificó a la hija de la señora, quien presentó la denuncia a las 19:45 del mismo día. Desde entonces, se desplegaron intensos operativos de búsqueda con la participación de la Policía, la Unidad de Apoyo para la Investigación Fiscal (Udapif), Gendarmería Nacional y otras fuerzas de seguridad.

“Ese día mi abuela salió de su casa, cerró la puerta con llave, y en un hecho inusual, las lanzó  hacia adentro del terreno de la vivienda. Este comportamiento nunca fue visto en ella, ya que antes jamás había dejado la llave adentro al salir. La situación nos generó preocupación y desconcierto; es la primera vez que realizaba una acción como esta,  por lo que nos llevó a generar la denuncia”, expresó una de las nietas a MDZ.

Las primeras fases de la búsqueda, dice el comunicado, fueron entrevistas a vecinos y familiares, además de amplios rastrillajes en las áreas cercanas al domicilio. Se utilizaron drones, equipos caninos y buzos para inspeccionar el Arroyo Grande y el Lago de Tunuyán, sin obtener resultados positivos. Las cámaras de seguridad y registros en las propiedades tampoco proporcionaron pistas concluyentes.

Pero, el 11 de mayo y tras varios operativos del Cuerpo de Canes del Valle de Uco, se encontró un cartón con una inscripción atribuida al caso Honoria en la terminal de ómnibus del departamento. Este descubrimiento fue enviado a la Policía Científica para su análisis. Aunque no hay cámaras en la zona que puedan identificar a quien dejó la nota, este hallazgo abrió una nueva línea de investigación. “No tenemos conocimiento de esta inscripción y no creo que mi abuela haya llegado tan lejos. Además, desde la fiscalía no nos han dicho nada al respecto”, detalló esta familiar.

Además, durante esas jornadas la pesquisa incluyó la consulta con bancos sobre las cuentas de la anciana y el análisis de los movimientos de las tarjetas de crédito. Los resultados de estos mostraron actividad sospechosa, ya que a días de la desaparición se habían registrado operaciones en el Banco Nación y Credicoop y compras en un supermercado Átomo de la zona. 

“Nosotros solo hicimos algunas extracciones de dinero autorizados por el fiscal de la causa. Las mismas se realizaron para afrontar algunos pagos de servicios e impuestos de la casa de mi abuela, como también a la mujer que cuidaba de ella. Lo de la compra al supermercado no sé de dónde lo sacaron. Es algo que tendrán que aclarar”, resaltó la nieta. Mientras, desde la Justicia le pidieron información al respecto al local, aún sin contestación. 

Por otra parte, el día de su desaparición dos testigos del barrio la vieron: una vecina y un adolescente que salía de la escuela alrededor de las 12:50, a unas dos cuadras de su hogar. “Nos llama poderosamente la atención este comportamiento. Nunca hizo esto de salir sola, ni mucho menos tirara las llaves en el interior de la casa”, afirmó la entrevistada. Y aunque la familia tiene algunas sospechas, eligen por ahora mantenerlas en reserva para no entorpecer la investigación. "Tenemos dudas, pero preferimos ser discretos y dejar que la fiscalía haga su trabajo", agregó. 

Este sábado 18 de mayo continuaron los rastrillajes con la colaboración del Ejército y grupos de buzos en el Lago de Tunuyán, sin avances. También se espera para los próximos días la ayuda del Departamento General de Irrigación para la limpieza de cauces, con el fin de no dejar ningún rastro sin revisar.

Asimismo, las autoridades solicitaron la colaboración de la comunidad. Cualquier persona que tenga información relevante debe comunicarse al 911 o bien acercar a la comisaría más cercana 


 

Archivado en