El crudo relato de la docente golpeada por reprobar a una alumna en Necochea

El crudo relato de la docente golpeada por reprobar a una alumna en Necochea

La docente recibió una tremenda golpiza de parte de los familiares de una alumna a la que desaprobó y terminó repitiendo el año. "Me tiraron un botellazo, me clavaron las uñas y me tenían como un perro en el piso", dijo la víctima.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La docente Morotí Arocena, quien fue golpeada por los familiares de una alumna que desaprobó la materia en una escuela de Necochea, habló tras el ataque y dijo que le tiraron un botellazo, que le clavaron las uñas y que la "tenían como un perro en el piso".

"Estoy muy conmovida por todo lo que pasó y por ver todas esas imágenes de la gente que salió a la calle a decir basta de violencia en las escuelas y bajo la consigna si tocan a une tocan a todes", comenzó la docente que tras reprobar en la materia a una estudiante de 5to año fue atacada por la madre y hermano de la adolescente.

En diálogo con el canal TN, la mujer contó que la agresión comenzó una vez que le comunicó la mala nota a la alumna, con la autorización del vicedirector, y por lo tanto la chica repitió el año: era la tercera instancia que tenía para aprobar.

"Mi responsabilidad es que  aprendan, no que solo se lo apruebe. Y no pasa todo por una campera, porque la familia me decía cómo no iba a ir a sexto si ya tenía la campera comprada", comentó la víctima.

 "Cuando se le notifica que desaprobó ella me decía 'no me hagas esto, yo quiero estar en sexto'. Cuando termina la mesa me voy, y al salir de la puerta veo que este menor (el hermano de la adolescente) se pone frente a mi, toma impulso y me tira una botella de agua. Ahí también veo a la madre y empiezo a caminar hacia atrás, traté de hablarles, pero a los dos segundos me tiraron al piso de un empujón y en el suelo me empezaron a pegar en las piernas", relató la docente.

Y siguió: "no paraban, me tenían como un perro en el piso. Me clavaron las uñas, me rasguñaron el cuero cabelludo. Pedí ayuda pero nadie me escuchó. Me pagaban en el piso como a un perro. Eran muy agresivos".

La mujer dice que solo la ayudaron sus alumnos: "Le agradezco a los que los sacaron, ellos me salvaron. Me contuvieron y se sumaron a que se hiciera el paro porque ayer las clases siguieron como si nada".

La madre de la alumna no está detenida pero si tiene una restricción de acercamiento a la educadora. Antes de terminar, la maestra dijo: "Vale más una campera que una vida y más que la educación. Hay un discurso de odio hacia nosotros, dicen que estamos muy cómodos y lamentablemente pasan estás cosas".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?