Contrató a un sicario para matar a su abogado y no pagarle los honorarios

Contrató a un sicario para matar a su abogado y no pagarle los honorarios

Una mujer fue condenada por contratar a un sicario para matar a su abogado y de esta manera no pagarle los honorarios de una millonaria sucesión.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Una mujer fue condenada a 15 años de prisión por contratar a un sicario e intentar matar a su abogado. El objetivo era no pagarle los honorarios de una millonaria sucesión. El hecho ocurrió en Mar del Plata y la mujer deberá cumplir la condena en la cárcel.

El caso tiene ribetes que parecen sacados de una telenovela. La acusada Susana Esquivel se casó con Reinaldo Bensi, un multimillonario 40 años mayor que ella. En 2014 el hombre murió y dejó como herencia 10 millones de dólares.

En el momento de la muerte del hombre, Esquivel estaba embarazada de su amante, por lo que comenzaron los problemas legales con la familia del difunto. A la viuda no le quedó más remedio que contratar a un abogado para enfrentar los conflictos. En este momento entra en escena el abogado Cristian Castillo.

La sucesión y los trámites tuvieron un costo de 200 mil dólares, honorarios que la mujer no estaba dispuesta a pagar. Por esto contactó por Facebook al hermano de una amiga que contaba con algunos delitos menores.

En ese momento, Esquivel estaba en pareja con un policía y de acuerdo a la declaración de la mujer, fue él quien planeó el crimen. 

Lo cierto es que el supuesto sicario, Nicolás Ramírez llegó a Mar del Plata y habría sido obligado por el efectivo Marote para que matara a Castillo.

El ataque ocurrió el 15 de junio de 2015 cuando Esquivel fijó una cita con Castillo y le dijo que iría con un familiar. Ese día Ramírez le disparó en la cara al abogado y escaparon.

El hombre no murió y logró relatarle a la policía lo que había ocurrido. La mujer fue condenada a 15 años, Ramírez a 12 y el policía Marote fue absuelto ya que nunca se pudo comprobar que él haya planificado el crimen.

La herencia estuvo en poder de Marote, pero luego se lo revocaron y quedó en manos de otro abogado. Esquivel está detenida desde 2015 por lo que se estima que los bienes desaparecieron en manos de los apoderados. Ahora quedó presa y sin dinero.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?