Salieron a comprar y desaparecieron: habían muerto ahogados tras accidentarse

Salieron a comprar y desaparecieron: habían muerto ahogados tras accidentarse

Se trata de una tragedia que enluta a toda la provincia de San Juan. Al sacar el auto del cauce los encontraron en el interior del vehículo.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un terrible suceso enluta a la provincia de San Juan luego de que la búsqueda de una pareja se transformara en un accidente fatal. Las pericias indicaron que los jóvenes de 19 y 22 años murieron ahogados en un canal de desagüe.

Todo comenzó con la denuncia de un hombre. Cerca de las 4.30 de este martes, el padre de la joven se dirigió hasta la Comisaría 18° de la localidad de Angaco, San Juan y denunció que su hija de 19 años había salido a comprar alrededor de las 23 junto a su novio, en un auto VW Vento color blanco y no había regresado.

Con esa información, personal policial e incluso la familia de la joven comenzó una búsqueda por la zona, pero no tuvieron resultados positivos. Cuatro horas más tarde, en calle Mitre y Divisoria, se realizó un importante hallazgo: encontraron el vehículo en el interior de un desagüe con gran cantidad de agua.

Al sacar el auto del canal constaron que en el interior del mismo estaban los jóvenes buscados. Se trataba de Emiliano Mereles (25) y de Gimena Castro (19). 

Así hallaron el vehículo.

La autopsia

Una de las primeras dudas que se generaron en relación al accidente fue la forma de la muerte, en la cual se desconocía si se había producido por el golpe o por ahogamiento. Finalmente, la necropsia confirmó que "había líquido en sus pulmones" y, por este motivo, murieron ahogados.

De la investigación, además surgieron otros datos relacionados al hecho. Por el momento se cree que Mereles, que manejaba el vehículo, perdió la estabilidad del vehículo cuando cruzó un puente estrecho y terminó en un cauce. Además, la pesquisa remarca que el vehículo dio un pequeño salto en el puente y, cuando tocó calle Mitre, el joven realizó algún tipo de maniobra (como doblar).

Esta situación generó que el vehículo quedara tumbado, con la trompa de cara al cauce. Además, estiman que el agua no superaba 1,50 metros de altura, pero fue suficiente para cubrirlos por completo.

Los jóvenes habían salido a comprar.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?