Ejecutó a un colega, lo prendió fuego y lo arrojó en un camino rural

Ejecutó a un colega, lo prendió fuego y lo arrojó en un camino rural

El hombre no regresaba y tampoco atendía su teléfono. Frente a ese contexto, su esposa decidió denunciar la desaparición. Primero hallaron el vehículo en el que se trasladaba, luego el cadáver calcinado.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un herrero fue hallado asesinado de al menos un disparo y calcinado en una zona descampada de la localidad bonaerense de San Antonio de Areco. Por el crimen fue detenido un joven de 20 años, quien confesó ser el autor del hecho ante la Policía. Ahora, efectivos investigan si la muerte se produjo en un contexto de robo o en medio de una disputa entre ambos.

Todo comenzó el domingo cuando una mujer denunció que su esposo, identificado como Gustavo Ojeda (37), de profesión herrero pero que trabajaba como remisero, no había regresado a su casa en el pueblo rural de Vagues, ubicado en el mencionado partido del norte de la provincia de Buenos Aires. Según expresó la mujer, su esposo salió cerca de la medianoche de su vivienda a bordo de su Volkswagen Gol Trend para llevar a un conocido al trabajo.

Al notar que no regresaba y que no atendía su teléfono celular, la mujer decidió realizar la denuncia. “Era la primera vez que se ausentaba de su casa y manifestó que no tenía problemas con nadie”, expresó una fuente policial.

La esposa explicó las características de su vestimenta y resaltó que, entre sus pertenencias, llevaba la billetera con su DNI, registro de conducir y seis mil pesos en efectivo.

Con estos datos, efectivos de la comisaría de San Antonio de Areco comenzaron con la búsqueda de Ojeda. Horas más tarde hallaron el vehículo abandonado sobre una calle de la localidad de Villa Lía, abierto y sin llaves. En ese momento, la causa comenzó a ser investigada como “averiguación de paradero” por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Mercedes, quien dispuso que la Policía Científica realice las pericias al vehículo, donde se hallaron manchas hemáticas (sangre).

Al ampliar su declaración testimonial, la mujer relató que estaba casada hace una década con Ojeda y que tenían dos hijos de 2 y 6 años. Además, expresó que Ojeda se desempeñaba como herrero en la zona y que, como ingreso extra, realizaba viajes con su vehículo para conocidos hacia distintos campos cercanos.

Tras averiguaciones de los efectivos policiales se llegó a la información de que un joven había sido visto cerca del auto de Ojeda el día de la desaparición del hombre. Algunas horas más tarde, la policía lo halló en un campo de la zona.

Al ser consultado sobre "si había visto o encontrado con el herrero remisero en los últimos días", Alexis Mauricio Prado (20), confesó el hecho: afirmó haberlo asesinado de al menos un disparo y que el revólver utilizado lo tiró en el río Areco, a la altura del Paraje Castex. Por otro lado, también detalló que el cadáver de Ojeda se encontraba a la vera de la Ruta Nacional 9, en el kilómetro 111 y el camino rural.

Tanto el fiscal de la causa como la Policía Científica se dirigieron a ese sitio y allí encontraron el cadáver calcinado casi en su totalidad, indicaron las fuentes. Ahora, la fiscalía investiga si el joven detenido tomó un viaje con Ojeda y lo atacó en un contexto de robo -ya que le faltaban algunas pertenencias-, o bien si entre víctima y confeso agresor existía alguna disputa previa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?