Cada vez más complicada: en qué mintió la acusada de envenenar y matar a su pareja

Cada vez más complicada: en qué mintió la acusada de envenenar y matar a su pareja

Karen Oviedo explicó que compró por internet un remedio por los problemas que su marido tenía en la piel, pero cuando la Justicia se lo pidió, dijo que la empleada lo había tirado. Esta mujer declaró y la contradijo.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Luego de que se conociera el resonante caso que tiene a una mujer acusada de envenenar y matar a su pareja con líquido anticongelante para vehículos en Mendoza, con el paso de las horas trascienden más detalles de la investigación judicial y que complican a la sospechosa. Entre ellos el aporte que hizo la testigo clave de la causa y que sirvió para demostrar que la detenida estaba mintiendo. 

Karen Leylen Oviedo (32) quedó presa el fin de semana pasado, bajo la imputación de homicidio agravado por el vínculo y por la suministración veneno, delito que en un futuro juicio por jurado podría darle una condena de prisión perpetua. Su presunta víctima fue  Rolando Ángel Aquino (35), quien murió el 8 de febrero último en la clínica Santa María de Ciudad. 

Un día antes el hombre había sido internado por una descompensación acompañada de vómitos, cuadro que se fue empeorando hasta el fallecimiento. 

Cuando los médicos le informaron a la acusada el deceso de su pareja, le hicieron algunas preguntas y sus respuestas generaron dudas. Ante esto le dieron intervención a la Justicia y la Fiscalía de Homicidios pidió la autopsia. 

Un adelanto del resultado de esta prueba abrió la posibilidad de un presunto envenenamiento. Esto se sumó a las declaraciones poco convincentes que hacía la sospechosa, quien dijo que en Mercado Libre había adquirido un medicamento para su marido por sus problemas en la piel. 

La mujer agregó que le suministraba este remedio con un gotero, y cuando los sabuesos le pidieron que entregara esa medicina, ella sostuvo que su empleada la había tirado. 

Tras esto los pesquisas fueron a buscar a esta señora que se desempeñaba en la casa de la pareja, en calle Manuel A. Sáenz  de Villa Nueva, Guaymallén. Esta persona, que se transformó en una testigo fundamental del expediente, negó haber descartado el medicamento y aseguró que ella veía que Oviedo le "daba algo" diluido con jugo de naranja. en una botella de medio litro. 

El producto que la acusada le hizo tomar al fallecido no ha sido encontrado, pero si los investigadores encontraron  en su teléfono celular búsquedas en Google con la frase "cuál es el veneno más letal". Además, pudieron confirmar que en los últimos días compró en Mercado Libre un refrigerante para autos, cuyo principal componente es el etilenglicol, que en el caso de ser consumido por humanos puede causar la muerte en cuestión de horas. 

Ante este escenario y la hipótesis de un envenenamiento, la fiscal Claudia Ríos ordenó la detención de la imputada y ahora espera más pruebas para llevarla a la audiencia de prisión preventiva. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?