Hallaron un elemento clave en el crimen de la científica en Estados Unidos

Hallaron un elemento clave en el crimen de la científica en Estados Unidos

El asesinato de Camila Behrensen y su compañero chileno generó conmoción en toda la comunidad científica. Ahora el juez que lleva la causa pidió peritar un elemento que hallaron en la escena del crimen.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La científica argentina Camila Behrensen (24) fue asesinada en Estados Unidos y su muerte generó una gran conmoción en las últimas horas. En medio de la investigación, medios locales afirmaron que el juez autorizó a peritar un elemento clave que fue hallado en la escena del crimen.

Camila Behrensen fue una estudiante brillante en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), lugar en el que finalizó con 10 la tesis de Licenciatura en Biotecnología. En el verano de 2021 se instaló en Kansas City, estado de Misuri, en el centro de los Estados Unidos. Allí era una de las investigadoras del Instituto Stowers, adonde avanzaba hacia su doctorado en Biología.

Sin embargo, este domingo la familia de la científica recibió la peor noticia: la joven había sido asesinada junto con su compañero de departamento, el chileno Pablo Guzmán Palma (25), que también estudiaba en el mismo centro de investigación médica. Luego de matarlos, prendieron fuego el lugar.

Mientras los padres de Camila viajan para seguir de cerca la investigación y recuperar el cuerpo de su hija, el diario Kansas City Star indicó que el juez que lleva adelante el caso autorizó a peritar un elemento clave que se encontró en la escena del crimen. Se trata de Alexa, un dispositivo fabricado por Amazon y activado por voz. 

En relación a ese elemento, se buscará peritar los registros de voz ya que se sospecha que allí podrían estar guardadas conversaciones entre las víctimas y el victimario. A su vez, esta hipótesis se reafirma con una segunda teoría: los pesquisas consideran que el asesino pasó "un tiempo considerable en el lugar".

La muerte de la joven generó gran conmoción.

En medio de la investigación, los vecinos de la zona continúan declarando para agregar a la causa todo el material que permita identificar al sospechoso, incluyendo cámaras de seguridad y hasta filmaciones caseras.

Por su parte, desde el Instituto Stowers, donde estudiaba Camila, se emitió un comunicado en el que remarcaron que "están devastados por las trágicas muertes de los estudiantes".

"Estos investigadores eran miembros de nuestra generación 2020 y enérgicos miembros de nuestra comunidad del Instituto Stowers. Nuestras más profundas condolencias están con sus familias en este momento difícil", expresaron.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?