Espanto: hallaron los cuerpos de las hermanas que eran buscadas en Córdoba

Espanto: hallaron los cuerpos de las hermanas que eran buscadas en Córdoba

Tras la confesión de dos jóvenes, efectivos policiales encontraron uno de los cadáveres a 52 metros de profundidad. Además, estiman que el segundo se encuentra debajo.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un cuerpo fue hallado este martes por la mañana en el pozo de agua de una vivienda del barrio Autódromo de la capital cordobesa, donde la policía realiza excavaciones para buscar a dos hermanas que fueron presuntamente asesinadas y descuartizadas por el hijo de una de ellas y otro joven que confesaron el hecho. Investigadores presumen que el segundo cuerpo se encontrará luego de que logren sacar el primero.

El hallazgo se produjo en la vivienda situada en Oscar Cabalén al 6500, donde trabajan bomberos de la policía cordobesa y peritos. Según informaron medios locales, se trataría de Esther Castro de 41 años y de Sara Castro de 39, quienes habrían sido asesinadas a balazos y enterradas en el fondo de una vivienda del barrio Autódromo, en la capital provincial.

"Hemos encontrado un cuerpo de sexo femenino, aún falta identificarlo", confirmó brevemente a la prensa la fiscal de Violencia Familiar a cargo de la causa, Andrea Martín. Por su parte, un comisario que está a cargo del procedimiento, amplió: "Estamos ante la presencia de un cuerpo femenino, vamos a seguir trabajando con la gente del DUAR (Departamento Unidades de Alto Riesgo), pero efectivamente podemos decir que hay un cuerpo de una mujer, a 50 metros aproximadamente".

Y agregó: "Vamos a esperar que sea trasladado a la morgue donde se le hace la autopsia, vamos a esperar, un poco de cautela en cuanto a la correcta identificación de la femenina", añadió el comisario.

Por el caso, los hijos de las víctimas, dos jóvenes de 24 y 29 años, fueron detenidos e imputados por homicidio calificado y homicidio en concurso real tras haber confesado que habrían cometido los crímenes, mientras que una menor de 17 quedó demorada por su presunta colaboración con esta macabra historia.

La búsqueda se centraba en un pozo de 52 metros de profundidad, en el cual los jóvenes afirmaron que habían lanzado los cuerpos de las dos mujeres. A su vez, investigadores que allanaron la casa encontraron palas, machetes, hachas y una maza con manchas de sangre, por lo cual una de las hipótesis que manejan es que podrían haber desmembrado los cuerpos para luego ser arrojados al pozo.

En medio de la dramática escena, los vecinos aseguraron que en la casa vivían más de diez personas, entre adultos, adolescentes, niños y bebés. Además, indicaron que el pasado jueves vieron cómo los acusados armaron una enorme fogata en el patio de la cual desprendía un olor nauseabundo.

Para los vecinos, en esa casa se realizaban rituales satánicos e incluso remarcaron que desde hacía varias noches se escuchaban rezos extraños y alabanzas. Otro de los datos aportados indicaba que en las ventanas se observaban imágenes de crucifijos no convencionales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?