Rituales satánicos y abusos: la macabra historia detrás del doble crimen

Rituales satánicos y abusos: la macabra historia detrás del doble crimen

Dos jóvenes fueron imputados por homicidio luego de confesar haber desmembrado a su madre y a su tía. La Policía de Córdoba busca los cuerpos en un pozo de 50 metros de profundidad.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Dos hermanas son intensamente buscadas por la Policía desde hace más de una semana en la ciudad de Córdoba. Sin embargo, en las últimas horas los hijos de una de ellas confesó haberlas asesinado en un ritual satánico y luego haberlas arrojado a un pozo de agua de más de 50 metros que se ubica en el patio de la vivienda.

Según informaron medios locales, se trata de Esther Castro de 41 años y de Sara Castro de 39, quienes habrían sido asesinadas a balazos y enterradas en el fondo de una vivienda del barrio Autódromo, en la capital provincial. Por el caso, los hijos de las víctimas, dos jóvenes de 24 y 29 años, fueron detenidos e imputados por homicidio calificado y homicidio en concurso real tras haber confesado que habrían cometido los crímenes, mientras que una menor de 17 quedó demorada por su presunta colaboración con esta macabra historia.

En medio de la dramática escena, los vecinos aseguraron que en la casa vivían más de diez personas, entre adultos, adolescentes, niños y bebés. Además, indicaron que el pasado jueves vieron cómo los acusados armaron una enorme fogata en el patio de la cual desprendía un olor nauseabundo.

Para los vecinos, en el lugar se realizaban rituales satánicos e incluso remarcaron que desde hacía varias noches se escuchaban rezos extraños y alabanzas. Otro de los datos aportados indicaba que en las ventanas se observaban imágenes de crucifijos no convencionales.

Por su parte, cuando los investigadores allanaron la casa encontraron palas, machetes, hachas y una maza con manchas de sangre, por lo cual una de las hipótesis que manejan es que podrían haber desmembrado los cuerpos para luego ser arrojados al pozo de 50 metros.

Según testigos clave, el padre de las mujeres desaparecidas murió hace siete meses y, desde ese momento, la situación se descontroló. De hecho, en el barrio Autódromo de Córdoba circula la versión de que el hombre abusó de sus hijas y producto de la violación habrían quedado embarazadas. En tanto, sus nietos e hijos tendrían la misma historia de abuso.

Aunque los vecinos conocían algunas internas familiares, nunca se animaron a denunciar porque "estaban amenazados".

Mientras salen a la luz datos sobre la historia de ese domicilio, efectivos policiales están a cargo de la búsqueda de los cuerpos de las mujeres desaparecidas. Personal especializado de bomberos del Departamento Unidades de Alto Riesgo (DUAR) trabaja en un pozo de agua que hay en la vivienda.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?