Murió el entrenador de vóley que luchaba por su vida tras una feroz golpiza

Murió el entrenador de vóley que luchaba por su vida tras una feroz golpiza

La Guardia del Hospital Del Carmen constató el deceso de Carlos Alberto Amieva (53). El hombre permanecía internado en ese nosocomio desde el domingo y esperaba recuperarse de una intervención quirúrgica.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Cerca de la 1.37 de la madrugada, la Guardia del Hospital Del Carmen constató la muerte de Carlos Alberto Amieva (53), el entrenador de vóley que luchaba por su vida tras ser atacado por dos sujetos en un accidente vial. El hombre permanecía internado en ese nosocomio desde el domingo y esperaba recuperarse de una intervención quirúrgica.

"Nos dijeron que nos iban a llamar si había una mejoría o desmejoría pero hay parte dañada del cerebro que es irreversible. El cerebro está muy inflamado, no se descomprime. Está todo intubado, pinchado. El doctor cuando operó pensó que iba a ir desinflamándose, pero no ha pasado. Solamente un milagro puede hacer que siga viviendo", había expresado Adriana Amieva, la hermana de Carlos, a MDZ durante la jornada del martes.

El ataque se produjo el 15 de enero por la noche, cuando Amieva circulaba con su pareja en su vehículo. De repente, una camioneta Toyota Hilux con dos sujetos comenzó a hacerle cambio de luces en un aparente intento de exigirle que apurara la marcha. A los minutos, la camioneta pasó por la banquina al vehículo de Amieva y lo chocó. Al bajarse para conocer lo que sucedía, el entrenador de vóley fue brutalmente golpeado.

Personal médico de emergencia se dirigió hacia el lugar luego de 40 minutos de espera. Allí, trasladaron al lesionado al Hospital Sacaravelli bajo el diagnostico “Tec con pérdida de conocimiento”. Sin embargo, debido a la complejidad de su caso fue derivado al Hospital Del Carmen.

"Pasaron muchas horas para que le dieran una cama porque no lo querían recibir. Aunque agradezco todo lo que hacen por él, creo que si la asistencia al inicio hubiese sido más rápida quizás estaríamos hablando de otra manera", expresó Adriana Amieva.

Detenciones

Frente al terrible hecho y pedido de justicia por parte de familiares y amigos, personal de la Policía de Tunuyán logró la detención de los ciudadanos Sicre, en averiguación de los hechos.

Con el transcurrir de las horas, este miércoles se complicó la situación procesal de los dos acusados por la golpiza a Carlos Amieva. Matías Sicre (24) y Diego Sicre (30), sobrino y tío, respectivamente, ahora pasaron a estar imputados por un homicidio simple en grado de tentativa, cuando la calificación inicial era lesiones graves. Esta modificación podría darles una pena más alta en la instancia del juicio, ya que la el avoque actual prevé condenas de 2 a 12 años, mientras que la primera carátula contempla de 1 a 6 años de prisión. 

Amieva era la cabeza de su familia: su mujer falleció hace cinco años y quedó viudo, a cargo de sus hijos. El hombre era profesor de vóley y uno de sus hijos, Bautista (21) es medallista olímpico (jugador de la selección argentina de beach vóley). 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?