Mujer árbitro comunicó que renuncia a causa del acoso permanente

Mujer árbitro comunicó que renuncia a causa del acoso permanente

Bianca Tedesco quería dedicarse al arbitraje en su deporte favorito. Sin embargo factores que exceden lo laboral terminaron por afectarla hasta el punto de quitarle las ganas de seguir su vocación. En un comunicado, la joven contó el calvario que sufre desde que comenzó a dirigir.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Muchas veces se habla de "igualdad de derechos" en abstracto, sin considerar que, aún cuando las mujeres llegan a ciertos lugares, se les vuelve muy difícil sobrevivir en un mundo preparado para expulsarlas. Es lo que comprobó la joven árbitro de básquet Bianca Tedesco, que en las últimas horas posteó un texto donde comunica que se retira de las canchas a causa del acoso que viene sufriendo desde hace tiempo.

Bianco es conocida y respetada en el ambiente del básquet. Pero se cansó y acusó a un miembro de la Confederación Argentina de Básquetbol que la estaría hostigando. "Me encuentro sentada frente a la pantalla y mis dedos se mueven en lo que parecen ser un montón de cuadraditos de plástico mientras por dentro se desata un tsunami que distribuye con fuerza mis emociones hacia diferentes partes de mí", comenzó Bianca en su mensaje.

"Se apropiaron de mis sueños"

Y siguió más adelante: "Me robaron hasta las ganas, se apropiaron de mis sueños al dormir, también me despertaron de la tortuosa realidad de la que fui parte durante casi 13 años. Tenía pensado un retiro cerca de mis 50, por lo menos. Pero para eso era condición sine qua non continuar silenciada, sometida, apagada y viviendo para otros".

Bianca reveló que está harta del machismo que hay en su ámbito laboral.

Respecto a la falta de oportunidades, la joven contó: "Quienes estamos dentro sabemos que realmente llegan las personas que duermen en la misma cama o que hacen favores para el rey de la cúpula. Me eriza la piel recordar vivencias, mensajes, audios, situaciones de acoso sexual que naturalicé".

"Si hoy hablo -explicó en otro tramo- es porque no puedo más. Porque mi salud mental pasó por estados que no son directamente proporcionales con la exigencia de mi trabajo, sino con el hostigamiento y acoso sexual que recibí en un ambiente netamente machista e injusto para quienes sólo quisimos trabajar y hacerlo bien".

La mujer contó que ha recibido todo tipo de mensajes de acoso.

Y terminó: "Tengo el corazón desgarrado, los ojos hinchados y la tranquilidad de haberlo dado todo. Afortunadamente, hoy todo está en manos de la Justicia".

En tanto, la Confederación Argentina de Básquet emitió un mensaje en el que asegura que se activó el protocolo para estos casos y se apartó a la persona denunciada de modo inmediato, "garantizando el derecho a defensa".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?