Roban más de 350 mil dólares a dos jubilados de 82 años

Roban más de 350 mil dólares a dos jubilados de 82 años

El hecho se produjo cerca de la medianoche de ayer, cuando tres sujetos con tapabocas sorprendieron a dos jubilados cuando estaban ingresando a su casa de la Sexta Sección (Ciudad de Mendoza). Les pusieron toallas en la cabeza y les sacaron el equivalente a 64 millones de pesos.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Una millonaria entradera se produjo anoche en la Sexta Sección de la Ciudad de Mendoza, cuando tres sujetos sorprendieron a una pareja de jubilados de 82 años al ingresar a su vivienda. El hecho tuvo lugar sobre calle Justo Estay, alrededor de las doce de la noche, y los delincuentes se llevaron 350.000 dólares -unos 64 millones de pesos-.

Al llegar la Policía, las víctimas contaron que estaban ingresando su camioneta y cerraron el portón, aunque no le pusieron llave. Fue la oportunidad que aprovecharon tres hombres con el rostro cubierto por tapabocas para meterse.

Con un cuchillo de hoja fina amenazaron a los adultos mayores y les cubrieron la cabeza con toallas. Luego los llevaron hasta el baño, donde permanecieron encerrados durante una hora y media mientras los delincuentes revisaban los armarios del hogar. Allí, en unas cajas, hallaron el botín.

Transcurrido algún tiempo, el señor y la mujer lograron salir y llamar a su hijo, que se contactó con el 911. 

Cómo luchar contra las entraderas

Los especialistas suelen dar algunos consejos para evitar las entraderas. Uno es vigilar previamente las inmediaciones del ingreso a casa. Otro es pedirle a alguien que esté atento, para supervisar antes y durante el ingreso que no haya gente sospechosa.

Obviamente, también se sugiere no dejar jamás las puertas abiertas y no tener rutinas previsibles: los asaltantes suelen hacer una inteligencia previa antes de concretar este tipo de ataques.

Por último, hay quien tiene estrategias para cuando los ladrones ya están adentro del hogar. Los asaltantes, por lo general, tienen alguna noción acerca de los escondites más habituales, pero también hay quien se reserva la astucia de guardar justamente en esos sitios un poco de dinero, para dar la impresión de que es todo lo que los intrusos podrán llevarse. 
 


 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?