Se perdieron en la selva y esto es lo que encontraron los investigadores

Se perdieron en la selva y esto es lo que encontraron los investigadores

La muerte de Lisanne Froon (22) y Kris Kremers (21) se ha convertido en un caso que obsesiona a muchos. Grupos online y libros especializados todavía se dedican a indagar en esta historia real que incluye a dos chicas a la deriva en la jungla, varias llamadas al 911 y extrañas fotos nocturnas.

Facundo García

Facundo García

Lisanne Froon (22) y Kris Kremers (21) habían terminado la facultad y decidieron tomarse un año para viajar y aprender español. Llegaron a Panamá en marzo de 2014 y para principios de abril las dos holandesas ya estaban en la localidad de Boquete, donde se presentaron como voluntarias en una organización. Lo que ocurrió en las horas siguientes todavía es tema de controversia e involucra una caminata que por algún motivo salió mal, llamadas repetidas al 911 y una serie de fotos que se encontraron en la cámara de Lisanne y que hasta hoy generan intriga.

Salieron de paseo por un camino selvático que se llama El Pianista el 1 de abril alrededor de las 11 de la mañana. Llevaban un poco de agua, sus teléfonos, una cámara de fotos y una mochila. Como pudo comprobarse después, parecían alegres: se retrataron sonrientes y en las imágenes no se detecta nada inusual. Pero a las 16:39 una de ellas marcó el número de emergencias.

Una postal del 1 de abril. No da la impresión de que tuvieran problemas.

Hasta el día de hoy se especula sobre el motivo de ese llamado. Se infirió que las jóvenes de alguna forma salieron del sendero turístico y se desorientaron entre el follaje cuyas formas se reiteran hasta el infinito. También se habló de algún tipo de ataque

Lo que sí se constató -porque los teléfonos de Lisanne y Kris aparecieron- es que las chicas trataron de contactarse varias veces tanto al número de emergencias de Panamá (911) como al de Países Bajos (112). La zona aislada en la que se hallaban impidió que se comunicaran. No había señal, pero ellas siguieron probando durante días.

Otra de las fotos que tomaron las jóvenes a poco de salir de caminata.

Búsqueda

Mientras tanto, la gente empezó a preocuparse. El 2 de abril, un guía que las muchachas habían contratado para una excursión las esperó sin éxito en el pueblo. Algunos cronistas añaden que la inquietud creció cuando vieron llegar solo a un perro que las había acompañado en sus paseos la mañana anterior.

Se armó un operativo de búsqueda y, al no haber noticias de las chicas, sus familias viajaron desde Amersfoort para ver si conseguían quitarle el velo al asunto. Especialistas locales y neerlandeses comenzaron un plan de rastrillajes. La pista más importante vino de la mano de una aborigen que encontró la mochila a orillas de un río. Adentro estaban las pertenencias de Lisanne y Kris: unos dólares, una botella de agua, lentes de sol, los celulares y la cámara.

Cuando los policías revisaron la cámara, el enigma se volvió todavía más profundo.

¿Quién anda ahí?

Es frecuente que los forasteros se pierdan en la jungla. Pero en general, o vuelven a la senda por sus propios medios o intentan no alejarse demasiado, de forma que los equipos de rescate puedan rastrearlos. No está claro qué les pasó a las holandesas; si una de ellas se cayó y la otra intentó ayudarla o si percibieron otro tipo de peligro. Por alguna razón no retomaron el camino de vuelta y quedaron a la deriva en la espesura.

Según puede verificarse en el registro de llamadas de sus teléfonos, trataron de contactarse al 911 antes de que cayera la primera noche. Al otro día -2 de abril- insistieron: debe haber sido angustiante anticipar que venían más horas de oscuridad en mitad de la nada. Las llamadas de un teléfono cesaron cuando se le agotó la carga de la batería. El otro quedó con el 22%.

El 5 de abril, alguien quiso ingresar el teléfono de Kris pero introdujo mal el PIN

Y hay un detalle que le dio fuerza a la teoría de un crimen: el 5 de abril alguien intentó ingresar al teléfono de Kris Kremers pero introdujo mal el PIN ¿Se trató de una tercera persona que estaba con ellas y no figura en las fotos? ¿O fue Lisanne intentando abrir el celular de su amiga, quien por un motivo equis no podía hacerlo?

Noche cerrada

Con la mochila y las pertenencias en su poder, los pesquisas se dedicaron a recabar evidencias. Al abrir la cámara de Lisanne se toparon con cientos de imágenes. Entre ellas, 90 que fueron tomadas el 8 de abril entre la 1 y las 4 de la mañana, en las sombras nocturnas y con flash. Una semana después de la desaparición; una foto cada dos minutos.

Una de las pocas fotos nocturnas en las que puede distinguirse algo.

Detectives y usuarios de Internet han tratado de analizar qué muestran esos registros. Mucho no se ve: en uno de los archivos se distingue una especie de desnivel en el suelo; en otro, una rama con trozos de plástico sobre una piedra. Uniendo las referencias, hay quien reconstruyó parcialmente el entorno con el que se enfrentaban las muchachas. El resultado puede verse acá.

¿Utilizaron un elemento de colores para llamar la atención u orientarse?

Es verosímil que hayan usado el flash de la cámara para ahuyentar a algún predador -los animales salvajes se asustan ante esas luces, aunque los carnívoros peligrosos no abundan en la región-, o bien para guiarse en el camino o llamar la atención de lugareños. La toma más intrigante, sin embargo, no muestra el entorno sino el pelo de Kremers, y su cabeza -presuntamente- vista desde atrás.

La foto más rara de la serie.

Final sin conclusiones

A varias semanas de la desaparición se hallaron pedazos de los cuerpos de Lisanne y Kris. Fue otro envión más para que se urdieran todo tipo de teorías, que van desde el accidente hasta un posible femicidio y explicaciones rayanas con el ocultismo.

Que se haya tardado tanto en encontrarlas en un área que a pesar de ser agreste tiene pobladores avala la posibilidad de que hayan sufrido algún tipo de agresión o secuestro. Pero son sólo teorías. Por ahora, lo único concreto es que trataron de pedir ayuda. Nadie las escuchó.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?