Femicidio de Griselda: las últimas horas de la víctima y la pelea por una casa

Femicidio de Griselda: las últimas horas de la víctima y la pelea por una casa

Griselda Guerra fue asesinada a golpes en Mendoza. Por el hecho la policía busca a su expareja y padre de 4 hijos.

Gabriela Guilló y Facunda García

Griselda Guerra fue encontrada asesinada en un descampado en el conglomerado La Favorita, ubicado en la ciudad de Mendoza. Su cuerpo presentaba varios golpes y había sido carcomido por los animales de la zona.

La investigación rápidamente se encaminó hacia un sospechoso: la expareja y padre de sus cuatro hijos. El hombre, identificado como Luis Benavides (40), fue la última persona con la que estuvo.

Sobre Benavides pesaban tres denuncias por violencia de género y otros antecedentes por delitos menores. Ahora, la policía lo busca intensamente.

Asimismo, los investigadores lograron determinar las últimas horas de la víctima, quien había llegado el jueves desde San Juan.

Griselda vivía en la vecina provincia junto a sus dos hijos menores, de 13 y 9 años.  El jueves cuando llegó a Mendoza se alojó en la casa de su madre, también domiciliada en La Favorita.

El viernes fue hasta la casa que anteriormente compartía con Benavides. Allí habría mantenido una discusión, al parecer el tema era la venta de la casa.

La tarde de ese viernes la mujer de 36 años salió de la propiedad sola y nunca regresó. El domingo por la mañana, Benavides dejó la casa y su paradero por ahora es desconocido. Durante la tarde, la hija de 18 años denunció la desaparición de su madre y horas más tarde, el cuerpo de la mujer fue encontrado en un descampado.

Los pesquisas creen que en el lugar donde fue hallado el cuerpo no ocurrió el homicidio. De acuerdo a las primeras pericias, a la mujer la habrían matado a golpes con un elemento contundente.

Por el momento no hay una orden de captura contra Benavides, pero los investigadores esperan que se presente a declarar.

En esta línea, aguardan el resultado de algunas pericias practicadas en el cuerpo de la víctima que podrían incriminar al sospechoso.

La violencia que padecía Griselda

Griselda se había separado de Benavides hacía varios meses, pero el maltrato lo seguía padeciendo.

De acuerdo al relato de los allegados, el hombre la extorsionaba para que mantuvieran encuentros sexuales a cambio de dinero para la manutención de sus hijos.

"Yo le decía que no recibiera nada, que intentábamos buscar la plata por otro lado", dijo una de las amigas de la mujer, quien agregó que Griselda, que se dedicaba a la venta ambulante, "siempre fue una buena amiga y consejera y le dio todo a sus hijos".

Otro de los amigos de Griselda, Miguel Solórzano contó que siempre conversaba con ella cuando pasaba vendiendo alfajores o empanadas por el barrio. "Era una laburante, y hacía esas cosas para ganarse la vida", cuenta en diálogo con este medio. 

"Alguna vez me comentó que no la había pasado bien con su ex y que estaba intentando seguir con su vida. Y lo que yo podía interpretar de todo eso es que ella estaba en una situación de amenazas y violencia", recuerda. 

En cuanto al posible crimen, Miguel dice que "se cree que hubo alguna discusión el viernes". "Incluso en un colectivo que ella tomó puede haber existido alguna pelea -revela-, aunque no sabemos si fue con el ex".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?