El pedido que le hizo a la Justicia un contrabandista y que salpica a Walter Bento

El pedido que le hizo a la Justicia un contrabandista y que salpica a Walter Bento

Eugenio Nasi Pereyra fue detenido con 4 millones de pesos, pero el juez Walter Bento lo dejó en libertad.

Gabriela Guilló

Gabriela Guilló

El caso del empresario Eugenio Nasi Pereyra (44) está rodeado de polémica. El hombre fue detenido en 2018 con 4 millones cuyo origen no supo explicar, pero el juez Walter Bento lo dejó en libertad. La Justicia lo siguió buscando, se entregó, quedó detenido y ahora pide que le otorguen la prisión domiciliaria.

Pereyra está sospechado de formar parte de una organización dedicada al contrabando de mercadería por cifras millonarias. La investigación  en su contra comenzó en 2016 cuando la policía encontró tres camiones abandonados en la ruta 7 llenos de mercadería. El cargamento era oriundo de China, había pasado por Chile y tenía como destino final Buenos Aires.

En ese momento, la pesquisa continuó y los investigadores lograron comprobar que estaban detrás de una organización dedicada a ingresar al país ropa, celulares de alta gama, pantallas de computadoras sin declarar y que tenían como destino final ser vendidos en Buenos Aires. Al parecer, los empresarios pagaban alrededor de 150 mil para lograr sortear los controles del corredor internacional.

Dos años después de comenzar la investigación, las pruebas apuntaban a 13 personas y un líder, el chino Zheng Cheng. El juez federal Walter Bento ordenó una serie de allanamientos que permitió detener a parte de la banda. Zheng Cheng permanece prófugo hasta hoy.

En tanto, Pereyra fue capturado cuando transitaba por el interior del barrio Amsa en Junín a bordo de un Peugeot 307. El hombre tenía en su poder 4 millones entre pesos y dólares, cuyo origen no logró ser declarado.

Durante el resto de los allanamientos la policía encontró 5 millones en dólares y pesos, 12 autos de alta gama, pallets de cigarrillos, cintas métricas, armas de fuego y 16 pallet de termos.

Lo curioso del caso es que Bento dictó la falta de mérito contra Pereyra en la megacausa de contrabando -a pesar de una serie de pruebas en su contra- y quedó en libertad. El Ministerio Público apeló la decisión ante la Cámara Federal, que confirmó las irregularidades y dispuso que Pereyra volviera a ser capturado.

Pereyra se entregó en mayo del 2019 y quedó detenido acusado de ser el encargado de realizar tareas logísticas para la circulación de camiones sin mercadería sin declarar. 

Asimismo, con el avance de la investigación, el sospechoso declaró que pagó una suma importante de dinero al abogado Luciano Ortego -170 mil dólares- para mejorar su situación en la causa de contrabando. Tal es así que en ese momento, su carátula cambió a encubrimiento, delito por el cual quedó en libertad.

Ahora Nasi Pereyra está acusado de asociación ilícita, contrabando y el pago de coimas. La causa principal en su contra -junto a los otros 12 sospechosos- está en juicio en los tribunales federales.

En tanto, en los últimos días, Nasi Pereyra solicitó la prisión domiciliaria. Esto debido a que atraviesa algunos problemas de salud. Desde la Justicia indicaron que la penitenciaría está en condiciones de tratar las dolencias del sospechoso y por esta razón negaron otorgarle el beneficio.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?