Declara el último imputado en la investigación por la muerte de Diego Armando Maradona

Declara el último imputado en la investigación por la muerte de Diego Armando Maradona

Tras el pedido de elevación a juicio oral de Dalma y Giannina, uno de los responsables del monitoreo de la salud del “10” durante su internación domiciliaria será indagado esta mañana por los fiscales de San Isidro.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

En la causa donde se investiga la muerte de Diego Armando Maradona, y que hace pocos días cumplió un año de su denuncia, el médico clínico Pedro Di Spagna será indagado a las 11 de la mañana por el equipo de fiscales que coordina John Boyard.

Se trata de uno de los especialistas que había sido contratado por la empresa Medicom para el seguimiento de la salud de Maradona tras la cirugía de hematoma subdural en la Clínica Olivos y que actualmente es integrante del cuerpo médico del Club Atlético Huracán.

A Di Spagna se le acusa del presunto "homicidio con dolo eventual", fue imputado hace menos de un mes y se suma al médico Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos "Charly" Díaz, la coordinadora de Swiss Medical, Nancy Forlini, el coordinador de enfermeros Mariano Perroni y los enfermeros Ricardo Almirón y Gisela Madrid quienes además fueron fichados como procesados.

En la imputación presentada al juez Orlando Diaz, los fiscales Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Laura Capra aseguraron que Di Spagna "en su carácter de médico clínico designado para el seguimiento del tratamiento del paciente mientras se materializaba su internación domiciliaria, omitió cumplir con los deberes a su cargo ya que se abstuvo -al igual que el resto de los intervinientes- de controlar regularmente el estado de salud del paciente", y que se presentó en dos oportunidades para una serie de estudio de las que no se aseguró su realización y seguimiento y control.

En ese marco, el equipo integrado por John Boyard le solicitó al magistrado Díaz la prohibición de salida del país a Di Spagna al tiempo que prorrogaron la instrucción del expediente hasta abril del próximo año. Sin embargo y cerca del primer vencimiento el pasado 14 de diciembre, Dalma y Giannina Maradona pidieron a través de sus abogados la elevación de la causa a debate oral y público tras asegurar la existencia de "veladas intenciones de dilatar" el pase a juicio.

Por lo pronto Di Spagna deberá comparecer a la sede de la fiscalía general de San Isidro ubicada en la calle Acassuso 476 de esa localidad. Se espera sea acompañado por sus defensores Facundo Perelli y Manuel Barros. En tanto, resta saber si se sumarán más testigos a la causa, hasta el momento declararon 33 personas en 5 tandas entre los que se incluyen la última pareja de Maradona, Rocío Oliva, y su último representante, Matías Morla.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?