Buscaban intimidad pero el dueño de la finca pensó que eran ladrones: lo atropellaron y ahora lo indemnizarán

Buscaban intimidad pero el dueño de la finca pensó que eran ladrones: lo atropellaron y ahora lo indemnizarán

La pareja buscaba un lugar oscuro y tranquilo para pasar una noche apasionada. Sin embargo, el dueño de la finca en la que ingresaron pensó que se trataba de ladrones y decidió arrojarse sobre el vehículo. Por el atropello, la pareja deberá pagarle una cuantiosa suma.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Una pareja de enamorados buscaba un lugar tranquilo y oscuro para pasar una noche romántica. Por este motivo, decidieron que ingresar a una finca sería una buena opción. Sin embargo, el dueño del terreno creyó que se trataba de dos ladrones y, para ganarles en su estrategia, saltó sobre el vehículo y los asustó. Ante la actitud del hombre, la pareja puso en marcha el auto y lo atropelló. Ahora, deberán pagarle una cuantiosa suma de dinero por los daños ocasionados.

La pareja quería atesorar otro momento romántico, pero la noche no salió como lo esperaban. Llegaron a un campo de Villa Manzano, en Neuquén, y apagaron las luces del auto para no ser vistos. Pero aunque su estrategia duró algunos minutos, el dueño del campo quiso darle una lección a los supuestos ladrones que se preparaban para robarle. Corrió sigilosamente y sorprendió a los intrusos saltando arriba del capot del auto y pateó el parabrisas en varias oportunidades.

La actitud del dueño del campo asustó a la pareja que se encontraba en la oscuridad de la noche. Alarmados, los amantes interrumpieron sus arrumacos, encendieron el auto, aceleraron y atropellaron al hombre. 

El dueño del campo ya había sufrido varios hechos de violencia y pensó que nuevamente estaba frente a otro. Si bien no le robaron, el atropello le generó secuelas físicas importantes.

Versiones contrapuestas 

El hecho fue denunciado por el dueño del campo y por los jóvenes románticos. En principio, el dueño declaró que estaba en su casa y advirtió la presencia de un auto Renault Megane en el ingreso a su terreno. Como había sufrido otros hechos delictivos, decidió salir a buscar a los ladrones.

Por su parte, la pareja que iba en el vehículo brindó una versión diferente. El conductor indicó que estaba paseando con su novia por la zona rural y se dio cuenta que había tomado un camino sin salida. Al no tener espacio para dar la vuelta, encendió la luz alta y circuló unos metros marcha atrás. Cuando comenzaba a retomar el rumbo, un hombre saltó sobre el auto, le pegó una patada al parabrisas y comenzó a correr sobre el techo del vehículo.

La resolución del caso otorgó la culpa a ambas partes. La responsabilidad fue adjudicada en mayor medida al chacarero “por haber sido su accionar intempestivo y amenazante, lo que puso en marcha la situación anómala, o sea fue su conducta el disparador del siniestro”.

Sin embargo, al acreditar secuelas físicas que le ocasionaron incapacidad laboral, daño psicológico y moral, la pareja de enamorados tendrá que indemnizar al dueño del campo por la suma de 828 mil pesos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?