Traficaba combustible, prendió un cigarrillo y su auto voló en pedazos

Traficaba combustible, prendió un cigarrillo y su auto voló en pedazos

Por la devaluación del peso, son muchos los argentinos que transportan combustible al otro lado de las fronteras del norte, para vender en Paraguay o Brasil. Esta vez, el negocio terminó mal porque al traficante se le ocurrió sucumbir al vicio del tabaco.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La devaluación del peso ha hecho que en muchas provincias limítrofes se fortalezca el mercado de la venta clandestina de combustible. En Misiones, por ejemplo, son muchos los que se suman al comercio informal, cargando sus vehículos con bidones extra que luego revenden al otro lado de la frontera, ya sea en Paraguay o Brasil. En las últimas horas, sin embargo, se conoció el caso de un contrabandista que terminó muy mal. 

Según informan colegas de Misiones On Line, el hecho ocurrió en la localidad de Bernardo de Irigoyen, donde en los últimos dos meses, a partir de la apertura post-pandemia, se ha reanudado el contrabando al menudeo. 

El martes pasado, el conductor de un auto que llevaba varios recipientes cargados de combustible aparentemente tuvo la idea de encender un cigarrillo. La chispa ocasionó un incendio y luego la explosión del rodado, que quedó tendido en una de las avenidas de ingreso al pueblo. El hombre salvó su vida milagrosamente.

Y más allá del accidente, lo que representa un riesgo aún mayor es el crecimiento de la delincuencia, que va de la mano de bandas que están comenzando a organizar sistemáticamente el lucro que deja este tipo de actividades. 

Son verdaderos "coches bomba" que pueden detonar en cualquier momento

Así, las crónicas policiales reflejan no sólo un aumento en los crímenes violentos, sino también un incremento en el riesgo para los que se dedican al transporte clandestino de los combustibles, puesto que viajan en verdaderos "coches bomba" que pueden estallar en cualquier momento. 

Algunos periodistas de la región, incluso, señalan que además de la mercadería de siempre se han comenzado a trasladar productos relativamente nuevos, como vinos finos que luego se comercializan mucho más caros en los países limítrofes, aunque sin tributar al fisco. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?