El acusado de matar al kiosquero lloró y rogó que no le den perpetua

El acusado de matar al kiosquero lloró y rogó que no le den perpetua

El acusado de matar al kiosquero fue detenido momentos después del hecho e imputado por el homicidio. El joven de 29 años, con antecedentes, se abstuvo de declarar pero frente al fiscal lloró y pidió que no lo condenen a prisión perpetua.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El acusado de asesinar al kiosquero Roberto Sabo de seis disparos esta domingo durante un asalto en la localidad bonaerense de Ramon Mejía lloró frente al fiscal y rogó que no pidan prisión perpetua. El joven no quiso declarar y seguirá detenido a la espera de las pericias.

Leandro Daniel Suárez (29) fue detenido momentos después de el crimen del kiosquero, tras robar una moto e intentar huir con su supuesta cómplice, una chica de 15 años. 

Suárez cuenta con antecedentes policiales. En el 2020 había cumplido una condena por robo agravado y hurto, por lo que ahora su situación se agrava.

El fiscal de la causa, Federico Medone, lo imputó por el delito de homicidio agravado criminis causa y por robo calificado en dos hechos -por los vehículos sustraídos para escapar de la escena del crimen-, portación ilegal de arma de fuego y de arma de guerra.

Si bien Suárez no quiso brindar detalles de lo ocurrido, y prefirió abstenerse a declarar, una vez que se sentó frente al fiscal lloró y rogó que no pidan prisión perpetua.

Por su parte, la adolescente de 15 años aprehendida ayer junto a Suárez quedó a disposición del fiscal Pablo Insúa, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del mismo Departamento Judicial.

A pedido del fiscal, el juez de garantías del Joven, Gustavo Indovino, dispuso que la chica quede alojada en el Instituto Centro de Admisión y Derivación de Jóvenes de San Martín como medida de seguridad ya que, por su edad, es inimputable y se le aplica un encierro preventivo por cuestiones de peligrosidad.

El crimen

Sabo fue asesinado ayer por la tarde, durante un asalto en su comercio situado en Avenida de Mayo y Alvarado, en la zona comercial de Ramos Mejía, partido de La Matanza, en el sudoeste del conurbano.

Un testigo alertó a la Policía cuando el asesino salió del local y se fugó con su cómplice en un Ford Focus negro que le robaron a un remisero que los había llevado hasta el lugar.

En medio de la huida, los dos delincuentes chocaron contra un árbol, tras lo cual ingresaron a un supermercado con la intención de simular unas compras y cambiarse la vestimenta para no ser reconocidos.

Luego, ambos huyeron en una moto robada a un repartidor, aunque fueron detenidos por efectivos de la comisaría 2da. de Ramos Mejía en Avenida de Mayo y Rivadavia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?