Con los ovarios en la garganta

Con los ovarios en la garganta

El temor a ser víctima de violencia. Los femicidios en Argentina y quiénes son los victimarios. En el día de la mujer trabajadora, una reflexión y una convocatoria.

Nimsi Franciscangeli

Con los ovarios en la garganta. Así nos sentimos al caminar por el parque, mientras esperamos el colectivo o cuando tomamos un taxi. Últimamente en cada rincón estamos con los ovarios en la garganta.

Perseguidas, asustadas, aterradas, con miedo a ser asesinadas.

Al momento de escribir este texto, en Argentina llevamos 64 femicidios en lo que va del 2020. Aclaro el tiempo y el espacio porque morimos en manos de un varón cada 23 horas.

En el último informe del observatorio de violencia de géneros #AhoraSiQueNosVen, de las 64 mujeres asesinadas, el 63% de esos femicidios fueron realizados por la pareja o ex pareja de la víctima. Como resultado de esta violencia machista, 88 niños y niñas, perdieron a sus madres.

Nos matan a lo largo y ancho del país.

Nos matan usando falda, pantalón o vestido.

Nos matan a los 39 años y nos entierran en un jardín.

Nos matan a los 24 años, nos queman, nos descuartizan y nos tiran.

A los 8 años también nos violan, nos queman los genitales y nos matan.

Y la lista sigue.

De qué hablamos

Cuando hablamos de violencia machista no solo nos referimos a los femicidios, sino que también estamos dando a conocer el resto de las violencias que ejerce el patriarcado. En nuestra provincia el último informe de la dirección del Observatorio de Género y Diversidad, que comprende los meses de octubre, noviembre y diciembre, se expidió sobre las mujeres en situación de violencia doméstica según registro único de casos. En ese informe se descubrió que en Mendoza 1013 mujeres transitaron por situaciones de violencia doméstica y lo denunciaron.

Según la información enviada por los Municipios, los departamentos de Guaymallén, Luján de Cuyo y San Rafael son los que más mujeres en situación de violencia registraron.

El grupo etario de las mujeres en situación de violencia doméstica oscila entre los 25 a 34 años. Además de la edad, se obtiene una variable por demás significativa y es el vínculo de la víctima con el agresor. Los datos relevados permiten apreciar que más de la mitad de las mujeres que sufren violencia es por parte de su ex pareja conviviente, cónyuge, seguido por ex cónyuge.

El drama

Hace poco encontré entre las hojas de un libro llamado Preguntas de los elefantes el siguiente fragmento:

“Haber pasado por la mutilación genital y ser capaz de fabricar un hogar se consideran deberes de una novia”. Atontada ante semejante declaración, la hoja de dicho libro concluye: “¿qué pasa si la casa sale mal?”. Responden: “Tiene que salir bien, ¡Si no, el marido se va con otra!"

Para quienes no lo sepan la MGF (Mutilación Genital Femenina) comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los órganos genitales externos femeninos por motivos no médicos.

Allá a lo lejos, en África, hay factores de orden cultural y social que llevan a esa práctica atroz; la mutilación genital femenina. Se considera parte necesaria de la crianza de la niña y una forma de prepararla para la vida adulta y el matrimonio. La MGF viene asociada a modelos culturales de feminidad y recato, portadores de la idea de que las niñas son puras y hermosas una vez que se eliminan de su cuerpo aquellas partes que se consideran impuras o no femeninas como el clítoris. 

¡Qué horror! ¿Verdad? ¿Hay diferencia entre esas prácticas aparentemente culturales hacia las mujeres en la etnia masai en el continente africano, y el trato a las mujeres en Latinoamérica?

Cualquiera podría aludir con razón que en Argentina la mutilación está prohibida, y a esto le agrego, en la Argentina la violencia hacia la mujer en todas sus formas, mi estimado, incluido el femicidio, también están prohibidos y penados.

Entonces, ¿Hay diferencia?, lamentablemente no. Allá nos mutilan con una gilette y acá nos descuartizan y nos queman en un asador.

La violencia machista existe y nos sigue quemando vivas en las hogueras.

Por esto y por mucho más  les decimos ¡Basta!

Habrá una nueva jornada por el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras y Mendoza no será ajena a la movilización convocada para hoy y el paro de mujeres convocado para el 9.

El encuentro ya está organizado bajo el lema “el trabajo que realizamos es productivo y reproductivo, por eso decimos que, si nuestras vidas no valen, produzcan y reproduzcan sin nosotras y nosotres”. Así concluye el comunicado de #NiUnaMenos.

Este 8 de marzo, ni flores ni bombones, simplemente dejen de matarnos.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?