Recetas

Pasteles de nata: receta fácil y auténtica

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar unos deliciosos pasteles de nata con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix miércoles, 29 de mayo de 2024 · 18:02 hs
Pasteles de nata: receta fácil y auténtica
Deliciosos pasteles de nata: receta casera fácil Foto: Shutterstock

Los pasteles de nata, también conocidos como pastéis de nata, son una exquisita joya de la repostería portuguesa que ha conquistado corazones y paladares alrededor del mundo. Estos deliciosos pasteles tienen su origen en el siglo XVIII, en el Monasterio de los Jerónimos de Belém, en Lisboa, donde los monjes comenzaron a prepararlos como una forma de aprovechar las yemas de huevo sobrantes de la producción de vino. Con una base de hojaldre crujiente y un relleno cremoso de nata ligeramente caramelizada, los pasteles de nata son una combinación perfecta de texturas y sabores.
 

Los pasteles de nata fueron creados por monjes católicos en el Monasterio de los Jerónimos en Belém, Lisboa, en el siglo XVIII. Los monjes utilizaban las yemas de huevo sobrantes de la clarificación del vino y de hacer almidón para las vestiduras. Fuente: Shutterstock

Tradicionalmente, los pasteles de nata se disfrutan espolvoreados con un toque de canela o azúcar glass, acompañados de un buen café o . Su popularidad ha trascendido fronteras, convirtiéndose en un símbolo de la gastronomía portuguesa que se puede encontrar en pastelerías de todo el mundo. Los pasos para su elaboración es sencilla, requiere de precisión para lograr esa textura perfecta: un hojaldre dorado y crujiente, y un relleno suave y cremoso con el punto justo de dulzura. ¡Vamos a la receta!

 

La receta original de los pasteles de nata es un secreto celosamente guardado. Después de la disolución de los monasterios en Portugal en 1834, la receta fue vendida a una pastelería local, la Fábrica de Pastéis de Belém, que sigue produciendo estos pasteles según la receta original. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para la masa de hojaldre: 500 g de masa de hojaldre (puedes usar hojaldre comprado en la tienda o hacerlo en casa).

Para el relleno de nata: 500 ml de nata líquida (crema de leche), 6 yemas de huevo, 200 g de azúcar, 60 g de fécula de maíz, 1 vaina de vainilla o 1 cucharadita de extracto de vainilla, 1 cáscara de limón (solo la parte amarilla).

 

Procedimiento

  1. Precalienta el horno a 220°C (430°F). Coloca una rejilla en el centro del horno. Si usas hojaldre congelado, asegúrate de descongelarlo según las instrucciones del paquete.
  2. Engrasa ligeramente un molde para muffins con capacidad para 12 unidades o utiliza moldes individuales para pasteles de nata.

Prepara la masa de hojaldre

  1. Estira la masa de hojaldre sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga un grosor de aproximadamente 3 mm.
  2. Corta la masa en círculos de unos 10 cm de diámetro, lo suficientemente grandes como para cubrir el fondo y los lados de los moldes.
  3. Forra los moldes con los círculos de masa, presionando bien para que se adhieran a los lados y al fondo. Recorta cualquier exceso de masa en los bordes.

Prepara el relleno de nata:

  1. En una cacerola mediana, calienta la nata líquida junto con la cáscara de limón y la vaina de vainilla (o extracto de vainilla) a fuego medio. Lleva a ebullición suave, removiendo ocasionalmente. Una vez que empiece a hervir, retira del fuego y deja reposar durante unos minutos para que la nata infusione los sabores del limón y la vainilla.
  2. En un bol grande, mezcla las yemas de huevo y el azúcar hasta que estén bien combinados y de un color amarillo pálido.
  3. Añade la fécula de maíz a la mezcla de yemas y azúcar, batiendo hasta que quede una masa suave y sin grumos.
  4. Retira la cáscara de limón y la vaina de vainilla de la nata caliente. Vierte lentamente la nata caliente sobre la mezcla de yemas, batiendo constantemente para evitar que las yemas se cocinen.
  5. Vuelve a verter la mezcla en la cacerola y cocina a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que la crema espese y alcance una consistencia similar a la crema pastelera. Esto tomará unos 5-7 minutos.
  6. Retira del fuego y deja enfriar un poco antes de llenar las bases de hojaldre.

Montaje y horneado

  1. Llena cada base de hojaldre con la crema de nata, dejando un pequeño espacio en la parte superior para que la crema no se derrame al hornearse.
  2. Hornea en el horno precalentado durante 15-20 minutos, o hasta que los pasteles de nata estén dorados y ligeramente caramelizados en la parte superior.
  3. Si la parte superior no se carameliza lo suficiente, puedes usar el grill del horno durante 1-2 minutos, vigilando cuidadosamente para que no se quemen.
Un secreto para la auténtica textura de los pasteles de nata es hornearlos a una temperatura muy alta (más de 250°C o 482°F). Este método permite que el relleno de crema se caramelice ligeramente en la parte superior, creando una superficie dorada y burbujeante. Fuente: Shutterstock

Retira los pasteles de nata del horno y déjalos enfriar en el molde durante unos minutos antes de transferirlos a una rejilla para que se enfríen completamente. Sirve los pasteles de nata tibios o a temperatura ambiente. Espolvorea ligeramente con canela en polvo o azúcar glass antes de servir, si lo deseas.

Tips MDFZ: Utiliza un hojaldre de buena calidad para obtener una textura crujiente y ligera. Si haces tu propio hojaldre, asegúrate de seguir todos los pasos para crear las capas características de esta masa. No te saltes el paso de infusionar la nata con la cáscara de limón y la vainilla. Este paso es crucial para aportar el sabor auténtico y característico de los pasteles de nata.

Los pasteles de nata son mejores cuando se comen el mismo día, pero puedes guardarlos en el refrigerador hasta por 2 días. Caliéntalos ligeramente en el horno antes de servir para recuperar su textura crujiente.

Los pasteles de nata son una delicia portuguesa clásica que ha conquistado paladares en todo el mundo. Con una masa de hojaldre crujiente y un relleno cremoso y suave, son el postre perfecto para cualquier ocasión. Ya sea que los prepares para una reunión especial o simplemente para disfrutar en casa, estos pasteles de nata seguramente serán un éxito. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en